Jueves, 04 de Marzo de 2021

Otras localidades

El dietario de Ramoneda

La agenda política se diversifica

Josep Ramoneda reflexiona sobre la situación en Cataluña y su traslado a las municipales del 2019, Puigdemont en su huida y la detención del expresidente francés Sarkozy

No lo duden: las elecciones municipales del año próximo vendrán muy determinadas por el cambio que está viviendo estos días la política española. La confrontación identitaria ha perdido el monopolio en la calle. A la masiva jornada feminista del 8 de marzo y a las movilizaciones de los pensionistas, seguirán las de otros muchos sectores. Se habla de recuperación económica y es el momento que cada uno reivindique su lugar en el reparto. Y los partidos tienen que tener en cuenta que las municipales que abrirán ciclo electoral en 2019 se disputaran en estas coordenadas. La agenda política se diversifica.

Dos personas de muy distinto signo político que han coincidido con Puigdemont en los últimos días me transmiten la misma impresión: tiene todavía cuerda para rato, pero está empezando a tomar conciencia de que capital de su escapada se está agotando. Seguirá con su estrategia de agitación. Pero cada vez más consciente que la realidad política pasa por otros. Puede todavía generar alguna sorpresa, pero la fatiga que ha generado en la opinión pública su inacabable proceso de duelo, empieza a sentirla él también. De modo que habrá pronto presidente y gobierno en Cataluña. Lo que no significa que se vuelva a la senda de las soluciones políticas. Con el carrusel judicial en curso, la tensión está garantizada. Y, sin embargo, lo que no se entiende en Europa es que no sea posible afrontar el problema políticamente. Este es el descrédito que España arrastra. Kepa Aulestia dijo en un acto en Cornellá, que cuando hay un problema sin solución es necesario buscar alguna salida que permita solventarlo más tarde. Por el contrario, cuando ni siquiera se busca esa salida, el problema se enquista y se gangrena. En este punto estamos.

¿Llegó Sarkozy al poder en 2007 con la ayuda del dictador libio Gadafi? ¿Tiene algo que ver con ello la intervención militar en Libia en 2011? La detención del expresidente francés por financiación irregular de su campaña electoral es un terremoto sobre el pasado. Desnuda al más histriónico de los presidentes de la Quinta República y levanta acta del largo extravío del modelo bipartidista francés que la victoria de Macron se llevó por delante.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?