Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 23 de Febrero de 2020

Otras localidades

Las terceras elecciones internas

Los comicios europeos que se celebrarán probablemente a finales de mayo son cita clave para el futuro de la UE y de España

La agenda política y mediática española se emplea a fondo en las próximas municipales y autonómicas de 2019, pero prácticamente no se detiene en las elecciones europeas, que se celebrarán probablemente a finales de mayo. Dentro de poco más de un año. Se trata de una cita clave para el futuro de la UE y de España. En la próxima legislatura debería activarse el manoseado proyecto de relanzamiento de la Unión. Con la aprobación de una política común de asilo, una política exterior comunitaria y una mayor coordinación en defensa. En el ámbito económico destaquemos al menos dos hitos pendientes: la creación del fondo monetario europeo que sirva de colchón ante futuras crisis y el fondo europeo de garantía de depósitos. Sin olvidar el desempleo o el terrorismo. Todas son, como se ve, tareas hercúleas.

Pero si hay un reto, de primera magnitud para España, es la recuperación de la confianza en la propia Unión, muy dañada a consecuencia de la crisis y de las medidas de austeridad. El eje franco-alemán tendrá que avanzar en el desafío fundamental de los próximos cinco años: la recuperación de la Europa social, que fue inmolada para salvar el euro. Las desigualdades han minado la confianza en el proyecto europeo y han dado alas y votos a los extremismos, que mejoran sus resultados al calor del enfado y la desigualdad. Será imposible frenar ese fenómeno sin recuperar la confianza en la UE. Macron propone equilibrar la austeridad y la solidaridad, mientras Merkel aún no ha abierto el juego. Y algo más por recuperar: la Europa de los valores, sepultada bajo la muerte de más de 2.000 migrantes que el año pasado quisieron entrar en Europa.

Y otro asunto vital para España: el brexit. España trabaja ya específicamente en una comisión interministerial presidida por la vicepresidenta del Gobierno. Pero hay que estar muy atentos a cómo se gestiona el final de la pertenencia de Reino Unido a la UE a partir del 29 de marzo del 2019. España tiene una interdependencia comercial y financiera muy relevante con Reino Unido. Pero además, el turismo operará con nuevas reglas. Y algunas comunidades autónomas también están inquietas por cómo afectará a sus ventas agrícolas, a la atención sanitaria que prestan a los ciudadanos británicos o a la pérdida de caladeros de pesca.

Todo ello sin olvidar Gibraltar, que en algunos foros se plantea como una oportunidad para poner las bases de una nueva relación. Así que bien haríamos los españoles en pensar en las europeas como lo que son: las terceras elecciones internas que tendremos en 2019.

Temas relacionados

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?