Viernes, 25 de Septiembre de 2020

Otras localidades

Series televisión

'El Alienista': a la caza del asesino de niños en el Nueva York más clasista

La nueva serie distribuida por Netflix indaga en el origen de la psicología forense para cazar a un asesino en serie en un Nueva York sucio, violento y clasista. Charlamos con sus protagonistas, Dakota Fanning, Daniel Brühl y Luke Evans, y con el director Paco Cabezas

Entrevista al reparto de la serie: Dakota Fanning, Luke Evans y Daniel Brühl

Un sádico asesino de niños, suciedad, pobreza, ricos impunes, inmigrantes hacinados y menores prostituidos. Nueva York sin luces, oscura y lúgubre en 1896. Adaptación de la novela homónima de Caleb Carr, publicada hace 24 años, ‘El Alienista’ lleva a la pantalla la vibrante historia de un grupo de pioneros que pusieron la psicología forense al servicio de una investigación, una caza y también una obsesión. Un thriller histórico y psicológico que funciona casi como precuela de los estudios de la ‘Mindhunter’ de Fincher.

El hallazgo de varios cadáveres de niños sometidos en burdeles reúne a un equipo extraoficial que comienza a desarrollar métodos que no existían hasta la fecha. Desde cruzar datos de autopsias a investigar la empatía y las conexiones emocionales para contar, por ejemplo, el origen de las huellas dactilares como evidencia inequívoca. Daniel Brühl interpreta al alienista Laszlo Kreizler, un tipo atormentado, antisocial, que estudia las enfermedades mentales -algunas hoy nos parecerían una aberración- con cierto aire a Sherlock Holmes. Su reto: entrar en la mente de los asesinos para responder al por qué y no al cómo.

Acompañándole en la investigación, su amigo John Moore (Luke Evans), un ilustrador del ‘New York Times’ más interesado por el alcohol y los bajos fondos de la ciudad. Junto a ellos, Sara Howard (Dakota Fanning), la primera mujer en el departamento de policía. Una secretaria que ambiciona ser detective y huir de los cuentos de hadas en un Nueva York lleno de claroscuros, de pomposidad y miseria. El gran trabajo de dirección -ha sido rodada en un decorado en Budapest- te sumerge en una ciudad que condensa la estampa social de una época. Carruajes y fiestas de ricos, pobres condenados en casas insalubres y sin nada que comer, inmigrantes estafados y olvidados, niños como reclamo sexual, corrupción política y policial… Y la vieja batalla entre ciencia y religión. Nada alejado de la actualidad.

El Alienista’ indaga en el origen de la psicología forense ¿Por qué resulta tan interesante para la ficción entrar en la mente los asesinos?

Daniel Brühl: Es el comienzo, es interesante ver el origen de algo que actualmente damos por hecho. Es admirable ver el coraje de esta gente, me pareció fascinante bucear en profundidad en este capítulo de la historia y ver cómo de valientes eran estos tipos como, por ejemplo, los psicólogos, que crearon nuevas teorías que eran impactantes para la gente y la sociedad. Y claro, eran increíblemente progresistas y realmente unos pioneros y creo que cada uno de nuestros personajes tiene algo de ellos

Ciencia y religión, ricos, pobres e inmigrantes, corrupción política y policial… ¿No han cambiado mucho las cosas desde el siglo XIX?

Luke Evans: Creo que estamos todos de acuerdo en que es cómo mirarse a un espejo actualizado y que lleva a la gente a hacerse preguntas cómo de lejos hemos llegado y qué poco hemos progresado. Hay todavía elementos negativos en el retrato de ‘El Alienista’ que podemos ver hoy. Pienso que Dakota representa claramente uno de ellos, hablar de ello es un asunto actual

Dakota Fanning: Mi personaje enfrenta a los espectadores del siglo XXI con qué ha cambiado con las mujeres en nuestra sociedad. Los abusos de poder en el lugar de trabajo son una cosa que ves en mi personaje y que enfrenta de forma inmediata en la serie. Y es interesante tener que poner al mundo frente a lo que creemos que ha cambiado, el progreso y si las cosas son mejores. Es importante para la serie preguntarse esto.

En la serie participan varios españoles, el propio Daniel Brühl y uno de los directores, Paco Cabezas, ¿cómo fue trabajar con ellos?

Dakota Fanning: Fue genial, él dirigió los episodios 6 y 7, dos de mis capítulos favoritos en la serie. Me encantó trabajar con él, me encanta que este sea un proyecto internacional con mucha gente de distintos países. Lo rodamos en Budapest, el reparto es de todo el mundo… Nueva York durante ese tiempo era un crisol de diferentes razas, nacionalidades y credos. Además, no es solo con la gente delante de la cámara, sino también detrás y eso es genial e importante.

¿Por qué es atractivo trabajar ahora en televisión? ¿Por la profundidad de los personajes?

Luke Evans: El mayor atractivo es el tiempo para ser capaces de desarrollar un personaje. Cuando presentas una película, es mucho sacrificio y no tienes tiempo de verlo en pantalla, porque son los tiempos del cine… Cuando tienes diez horas, cada episodio es una hora, tú puedes entrar profundamente en el personaje, en cada problema… y es maravilloso cómo un personaje se revela a través de la historia, puede que solamente aparezca en un episodio pero tiene influencia en la historia y en los demás personajes. Eso es maravilloso y eso no pasa cuando haces una película. Intenté hacer una película de El Alienista durante mucho tiempo pero fracasé porque el libro, la novela de Caleb Carr, es muy detallada y densa, merece diez horas. El atractivo para mí es poder pasar siete meses con estos personajes y (risas) con estos dos.

El español Paco Cabezas amplía su curriculum internacional y dirige dos episodios de la serie tras encargarse del final de 'Penny Dreadful' y de dirigir algunos capítulos de 'The Strain', 'Into the Badlands' y 'Fear The Walking Dead'. En conversación telefónica, nos cuenta algunos secretos del rodaje.

¿Cómo ha sido trabajar en este proyecto tan internacional?

Hemos contado con actores de todo el mundo, para los niños ha sido complicado, era muy difícil encontrarlos. Y luego el hecho, por ejemplo, de trabajar con Luke, Dakota y Daniel. Para mí, trabajar con Daniel Brühl ha sido un gustazo, estábamos hablando en español todo el rato. Me facilitaba mucho las cosas y era como una dirección muy intuitiva. De hecho Luke se mosqueaba algunas veces porque nos pillaba por las esquinas hablando en español. Y nos decía: ¡en inglés! Vale, vale, Luke, perdona. Ha sido muy internacional.

Uno de los puntos fuertes de la serie es precisamente la ambientación. Los espectadores se sorprenderán cuando sepan que esa Nueva York del siglo XIX, tan sucia y violenta, realmente es un decorado gigante en Budapest…

Lo principal del rodaje es que rodar en Budapest fue un regalo. Realmente reconstruyeron la ciudad de Nueva York en el estudio, es una cosa impresionante. Una de las curiosidades que la gente no sabe es que cuando hacen estudios completos, entras en las tiendecitas y son reales, no como en los videojuegos que no puedes entrar. Habían reconstruido los interiores y los exteriores, y también el techo estaba a una altura real. Normalmente cuando hacen un estudio, construyen el primer piso y luego es una pantalla verde para colocar el resto digitalmente. Pero en este caso decidieron construirlo real todo y entonces recuerdo que había días que estaba rodando y llegaban los extras vestidos de época, se colocaba todo, y pensaba: estamos en 1896. Es una sensación muy extraña de viajar en el tiempo.

¿Cómo te incorporaste al proyecto? ¿Qué te interesó, el choque de clases?

Conocía la novela de ‘El Alienista’ de antes, la había leído y me había gustado mucho. Conecté mucho con ese tema, con el de las clases sociales. De alguna manera es un tema recurrente en mi trabajo. De ‘Carne de neón’, un poco, es un tema que siempre me ha fascinado porque soy un chaval de barrio obrero. Forma un poco parte de quién soy. Me gustaba eso, el que tratara ese tema de la diferencia de clases tan brutal a finales del siglo XIX y sigue siendo brutal ahora mismo también. Una de mis escenas favoritas en el capítulo 6, hay una escena de unos niños durmiendo en la calle y en la siguientes escena hay un baile de gala de gente de clase alta que están haciendo una gala para combatir la pobreza. Todos esos contrastes me parecían fascinantes y fue una de las razones principales por las que quería dirigir la serie.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?