Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 16 de Octubre de 2019

Otras localidades

Barkley marathon

Esta carrera termina casi todos los años sin finishers. Son 120 millas en cinco vueltas y los corredores tienen 60 horas para cruzar la meta

La carrera que os proponemos hoy es la más terrorífica, sádica y dura sobre la tierra. Así la definen quienes la han corrido, aquellos que la conocen o que viven en la zona y los propios organizadores. Su historia se remonta a los años 70 Y tiene en su origen el celebérrimo crimen contra Martin Luther King.

Por su asesinato, las autoridades condenaron a James Earl Ray, que fue enviado a la penitenciaría de Brushy Mountain. No era un lugar cualquiera, allí solían ir a parar los peores criminales de Estados Unidos. Ubicada en las montañas de Tennessee, en el parque Frozen Head State, de ella, decían, era imposible escapar.

Aunque intentos hubo, por ejemplo el del asesino de Luther King. Se compinchó con un grupo de prisioneros para aprovechar la pelea que estos organizaron distrayendo a los guardias y se fugó.

Después de 60 horas de búsqueda, la policía no había dado con él y muchos pensaron que estaría ya camino de México. Sin embargo, las autoridades, que conocían la zona, tenían clara una idea: nadie conseguiría huir campo a través en Frozen Head State. Un terreno abrupto, empinado, con recovecos imposibles de sortear para alguien sin suministros.

Poco después, Ray fue encontrado a 12 kilómetros de la prisión agotado, tirado en el suelo, con síntomas de hipotermia, hambriento y repleto de heridas tras casi dos días huyendo entre el salvaje bosque.

Esta es la historia, real, que ocho años después, en 1985, llevó al lugar a Gary Cantrell y Carl Henn. Dos experimentados corredores de maratones que sí consiguieron atravesar el bosque y que, tras conseguirlo, decidieron convertirlo en un ultramaratón. Así nació el Barkley Marathons, la carrera más dura del planeta.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?