Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 18 de Agosto de 2019

Otras localidades

Inés Madrigal ante el primer juicio por el robo de bebés: "Se ha convertido en el juicio de todos"

Inés Madrigal, denunciante del primer caso de supuesto robo de bebés que llega a juicio, responde a las preguntas de Pepa Bueno en Hoy por Hoy en la vispera de que arranque el proceso con el doctor Eduardo Vela en el banquillo de los acusados

Inés Madrigal en una entrevista reciente en Radio Murcia /

El primer juicio por el supuesto robo de bebés en nuestro país arranca mañana en la Audiencia Provincial de Madrid, con el doctor Eduardo Vela en el banquillo de los acusados e Inés Madrigal como acusación. La presidenta de SOS Bebés Robados Murcia ha pasado por los micrófonos de Hoy por Hoy con Pepa Bueno

¿Cómo afronta el juicio?

Ya se ha convertido en una misión, está claro que Eduardo Vela no me va a decir el motivo por el que yo interpuse esta denuncia hace muchos años con Guillermo Peña, no me va a contar quién es mi madre biológica ni lo que sucedió cuando me separó de los brazos de ella. Dese cuenta de que hay más de 2.000 denuncias archivadas, que sea mi caso el primero que llegue a juicio es tremendo, así que se ha convertido un poco en el juicio de todos.

Su caso nunca habría llegado hasta aquí si no es por la mujer que terminó reconociendo que no es su madre biológica. Me imagino que la tiene muy presente en este momento.

Si, la verdad es que si, si no hubiera sido por ella, que contaba una y otra vez sin cesar qué es lo que le había dicho Eduardo Vela para darle una niña, lo que tenía que hacer... ella contaba cómo Eduardo Vela le dijo que iba a fingir un embarazo con cojines. Su generosidad ha sido tan grande... yo espero que, esté donde esté, que sea posible que nos eche un vistazo y una mano porque está claro que estamos aquí por ella. 

Los forenses certifican que el doctor Vela sí está capacitado para declarar. ¿Espera algo de su declaración ante el tribunal?

No, espero de la sentencia que se pueda derivar de todo el caso. Como le he dicho está claro que no va a decir nada. Puestos a soñar me gustaría que llegara con el libro de registros de las madres que han dado a luz en San Ramón cuyos hijos han sido colocados en otras familias, presuntamente. Puestos a soñar, me encantaría que sucediera eso, pero obviamente no va a pasar. Espero que la sentencia sea favorable y que podamos tocar un poco el tema de la prescripción, entre la sentencia y un acto en el Congreso que tenemos hoy, que podamos impulsar una nueva ley que tipifique el robo de bebés en este país que ha estado sucediendo durante seis décadas y que no está tipificado. 

Espera que la sentencia declare probado que usted es una niña robada, ¿y determinar quién es su familia biológica?

Eso va a ser imposible, Pepa. A mi Eduardo Vela me falsificó toda la documentación, me cambió la fecha de nacimiento, y como él no hable... hay unas pruebas de ADN en camino que a lo mejor arrojan un resultado positivo, pero esto es una lotería, para mí y para trescientas mil personas más, estamos hablando de muchos miles de personas que tienen imposible saber de dónde vienen, algo tan fundamental como eso. 

En una respuesta parlamentaria reciente, el Gobierno saliente reconocía que había dado asistencia a tres denunciantes de robo de bebés. ¿Han hecho suficiente los gobiernos sucesivos?

No han hecho suficiente, cuando el Estado como aparato tiene un montón de herramientas, como puede ser un programa de reconocimiento facial que usa la Policía, como una Policía maravillosa, una Guardia Civil fantástica, la UDEV que podría ponerse a investigar, a cruzar datos para que se produzcan encuentros. A día de hoy hay que dejar claro que las familias lo que menos quieren, yo por ejemplo no necesito ver a Vela en la cárcel, necesitamos los encuentros, tenemos fecha de caducidad, la gente se va muriendo, los mayores que saben que algo sucedió con sus hijos se van muriendo, yo tengo 49 años, tenemos fecha de caducidad y el aparato del Estado no se ha puesto a disposición de las víctimas. No tenemos ese nombre, no nos tratan así en el Estatuto de la Víctima. 

Eso sí, en el año 2012 Gallardón abrió una oficina en la calle de la Bolsa dependiente del Ministerio de Justicia y eso supuso un bofetón emocional tremendo porque dejaban claro sus intenciones, "no voy a hacer mucho por ti, pero mira, vas a salir en el BOE". 

¿Ha dormido en esta noche previa al juicio?

Ha costado mucho, era la una y estaba dando vueltas, y a las cuatro y media ha sonado el despertador.

¿Su familia cómo lleva esta situación?

Deseando que se acabe porque compaginarlo todo, la cobertura mediática junto con la vida de mis hijos que ya están de vacaciones, el trabajo... están aguantando como gigantes fantásticos que son y echándome un cable todo lo que pueden. Somos muchos. 

¿Qué edad tienen los niños?

Son mellizos, fue lo primero biológico que vi, tienen diez años. 

¿Cómo se le explica a un niño de diez años esta aventura en la que está embarcada su madre?

Ellos han convivido con ella, tenían dos añitos cuando yo me entero un 25 de julio de 2010 de que la clínica San Ramón está en el epicentro de una red de compraventa de bebés, entonces lo ven como algo muy normal. Anche uno de ellos me daba un abrazo y me decía "todo va a salir bien, mamá". Fíjate. 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?