Lunes, 12 de Abril de 2021

Otras localidades

Fútbol

La victoria de Francia que África sintió como suya

Esta tarde en La Ventana hemos querido reflexionar sobre la victoria francesa en el Mundial

La victoria de Francia que África sintió como suya

CAROLINE BLUMBERG (EFE)

Pepe Naranjo, periodista en África Occidental, nos habla desde Dakar, donde ve, y podemos escuchar de fondo, a los niños senegaleses jugar al fútbol. Esta mañana en su artículo en el diario El País quiso poner el acento sobre la foto de la escuadra francesa en la que más de la mitad de la selección hunde sus raíces en el continente africano. En sus jugadores, a pesar de ser nacidos en Francia, el peso de la emigración es más que evidente. Así, se ha generado en África un proceso de identificación con Francia mientras veían a la selección ganar el mundial.

"Ayer viendo el partido celebraban el gol como si fuese de ellos", explica Naranjo. Y es que 14 de los 23 jugadores de la selección tienen origen africano, casi todos son hijos de emigrantes, a pesar de haber nacido en Francia. "Hay una reflexión oportuna: son hijos de personas que llegaron a Bélgica y Francia en otro momento que se era migrante de forma más natural, se iba y se volvía. Era otro tipo de migración. Los jugadores que vimos ayer son los hijos de esa gente. A partir de los años 80 cambiaron mucho las cosas y ahora Europa está más obsesionada con frenar estos flujos migratorios. Las políticas de visados tan restrictivas generan un futuro muy desafortunado para muchos de ellos en el mar", añade desde Dakar.

El fútbol es en África una pasión que recorre las calles de todos los países, significa, en muchos casos, el sueño de tantos niños que anhelan un futuro europeo como el de Untiti, Kante o Pogba. "Son los referentes y los ídolos por los que muchos quieren migrar a Europa, quieren llegar y mostrar su valía en el mundo, lo ven como algo que les da la posibilidad de triunfar. Y eso es un mensaje muy potente, alguien humilde que consigue su sueño en Europa", continua Naranjo.

A pesar de la admiración y de la identificación con el triunfo, existe, explica el periodista, una relación aún de amor-odio condicionada por el pasado colonial de tantos países africanos. "Yo creo que estaba un poco el corazón partido, hablé con mucha gente, comparten la lengua y la cultura pero también hay ese resquemor de la antigua metrópolis", añade Pepe Naranjo.

Para el periodista español, lo más importante de la fotografía que queda de la victoria francesa es el mensaje de tolerancia y globalización en el mundo del fútbol, cada vez menos racista. "Tengo la sensación de que las cosas no ocurren por casualidad, en un momento en el que los populismos y la extrema derecha están ganando espacio, que esta selección haya ganado me parece un símbolo muy importante", concluye.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?