Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 22 de Febrero de 2020

Otras localidades

Regreso del padre pródigo a la casa madre

Pedro Blanco analiza la reunión de Pablo Casado con Aznar, los rumores de adelanto electoral y los problemas del nuevo presidente del PP con sus estudios en la Universidad Rey Juan Carlos

Antes de que acabe este martes nos gustaría contarles algunas cosas. Contarles, por ejemplo, el regreso del padre pródigo a la casa madre. Pablo Casado ha invitado hoy a José María Aznar a volver a Génova, a la sede del partido en el que dejó de reconocerse hace ya un tiempo. Aznar era ideología, el aznarismo fue un estilo y hoy Pablo Casado apela a las dos cosas, pero sobre todo marca, desde el primer compás, su objetivo, su necesidad: taponar la fuga de votos hacia Ciudadanos, podar el árbol naranja. Así que nada mejor que intentar atraer a los que se fueron y Aznar personifica la gloria y el desencanto como nadie.

Antes de que acabe el día nos gustaría volver a escuchar a la ministra portavoz asumir en público la hipótesis del adelanto electoral. Hay una doble explicación posible para un acto de sinceridad que ha obligado a la Moncloa a intentar desmontar el titular: o la ministra ha ido más allá de lo que debía y ha terminado por dar muestras de debilidad demasiado pronto, por conceder una primera victoria al amenazante Puigdemont; o se trataba de enviar un mensaje a quienes juegan hoy con la estabilidad del gobierno. Sea cual sea la explicación, es un tanto extraño que un gobierno con dos meses de vida ande planteando las urnas como una hipótesis.

Y antes de que acabe el día nos gustaría que escucharan las versiones del PP y de la Universidad Rey Juan Carlos sobre el máster de Pablo Casado. O los profesores del máster merecen trabajar en el archivo nacional o es muy improbable que tengan guardados los trabajos por los que convalidaron créditos y asignaturas al presidente del PP. Así que, o mucho me equivoco, o los trabajos no aparecerán, nunca se podrá demostrar si existieron, será la palabra de Casado frente a las sospechas de trato de favor. El tiempo pasará, Casado seguirá en el cargo, quién sabe incluso si llegará a la Moncloa. Y aquí paz y en la universidad... vergüenza. Pero ya se sabe que en España las elites siempre han sido muy inteligentes.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?