Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 03 de Abril de 2020

Otras localidades

Atentados de Barcelona y Cambrils

El Gobierno, dispuesto a ampliar el plazo para personarse como víctima de los atentados

El ministro del Interior asegura que hubo una "coordinación más que razonable" entre las fuerzas de seguridad

Grande-Marlaska la critica la carta firmada por los políticos presos independentistas en la que acusan al Estado de "falta de colaboración" con la Generalitat en el dispositivo policial antiterrorista del 17-A

El ministro del Interior asegura que está “convencido” de que durante los acontecimientos que rodearon los atentados del 17-A “hubo una coordinación más que razonable entre todas las fuerzas de seguridad del Estado”. “No podemos, a día de hoy, indicar que existiera ningún fallo de coordinación ni en las semanas previas al atentado ni con posterioridad. No se ocultó información sensible”, ha dicho Fernando Grande-Marlaska en una entrevista en ‘Hoy por Hoy’.

El ministro ha lamentado las críticas sobre una supuesta “falta de colaboración del Estado” vertidas en una carta por los políticos presos independentistas, entre ellos el que fue conseller de Interior en el momento de los atentados, Joaquim Forn. “Si en algún momento ha existido algún problema de lealtades, lo razonable no solo es decirlo sino acreditarlo y probarlo. Si no, es peligroso porque trasladamos a la opinión pública algo que no obedece a la realidad”, ha dicho Grande-Marlaska, que en varias ocasiones ha repetido su convicción en que “las fuerzas de seguridad del Estado y las instituciones de la Generalitat y del Gobierno actuaron con la debida cohesión y lealtad a sus obligaciones”.

Sobre las incógnitas planteadas en la investigación por los independentistas presos en su carta, Grande-Marlaska ha dicho que no sabe si el imán de Ripoll, ideólogo de los atentados de Cataluña, era confidente de la policía. “Lo desconozco. Dejemos a la policía judicial que esclarezca los datos esenciales. Tampoco ha confirmado si Estados Unidos avisó a España de un posible ataque yihadista en Barcelona. “No me costa esta información. Dejemos que esas circunstancias, que estén judicializadas, se concreten”.

Grande-Marlaska ha pedido que no se ponga en duda la actuación de los mossos tras el atentado de Las Ramblas porque “no podemos deducir ningún error, sino una actuación razonable en aquel momento. No hubo omisión o dejación”. Al ministro le ha causado “sorpresa” que quienes vendieron material a los terroristas con el que se podía fabricar explosivos “no pusieran en conocimiento de la policía la venta si les parecíó extraño”.

El ministro ha negado que las cárceles españolas sean un foco de radicalización, aunque “sí hay una posibilidad, como la hay en mezquitas concretas o centros sociales conocidos por las fuerzas de seguridad del Estado y que son objeto de investigación para minimizar riesgos”. También ha negado que el yihadismo sea un fenómeno en ascenso porque “hay cooperación internacional” y “el DAESH está en franco retroceso”.

Grande-Marlaska no contempla bajar la alerta terrorista, ahora en el nivel 4 de 5, porque “sería muy temerario” ir en contra de los asesores del Gobierno en materia de seguridad. Y ha anunciado que en su ministerio harán “una interpretación flexible de los tiempos para dar una satisfacción a las víctimas del terrorismo” tras las quejas por los retrasos en la gestión de las ayudas. Ha remarcado que estudiará y evaluará “todas las quejas” y ha recordado que “desde el minuto cero” se dio asistencia a todas las víctimas de los atentados del 17-A, que han supuesto para el Estado “un desembolso cercano a los 10 millones de euros”.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?