Últimas noticias Hemeroteca

La venganza de mujeres y negros contra el hombre blanco llega a Venecia

La única mujer directora en la sección oficial del festival de Venecia presenta 'The nightingale', una historia de venganza de una mujer en la Australia en el siglo XIX contra los soldados británicos

Sam Claflin, Aisling Franciosi, Jennifer Kent and Baykali Ganambarr walk the red carpet ahead of the 'The Nightingale' screening during the 75th Venice Film Festival at Sala Grande on September 6, 2018 in Venice, Italy / ()

Muchísima expectación por ver The Nightingale, el trabajo de la única mujer directora en competición en esta edición número 75 del Festival de Cine de Venecia, Jennifer Kent. La australiana venía avalada, además, por las buenas críticas de su ópera prima, la cinta de terror Babadook. Expectación que acabó con aplausos en las últimas escenas de esta sangrienta historia de venganza y gritos de "Vergüenza", de los críticos masculinos más machirulos de la sala.

"Es importante reaccionar con compasión y amor ante la ignorancia, a la masculinidad tóxica. La película lo dice claramente, no hay otra opción. Estoy muy orgullosa de esta película, de los actores por haber llevado a cabo la historia que queríamos contar", respondía a los abucheos Kent.

Lo cierto es que The Nightingale es un drama fallido. Una interesante propuesta antimperialista, antirracista y antifeminista, que arranca con fuerza; pero que tiene un desenlace desastroso. Situada en 1825 en Tasmania, donde una mujer irlandesa convicta busca venganza por el asesinato de su marido y su bebé a manos de los soldados británicos. En ese camino por medio de la naturaleza y de la guerra, se asocia con un esclavo aborigen, también con cuentas que saldar. "Muchas películas habían tratado la guerra, por eso queríamos hacer un drama social. Desgraciadamente nos lleva a temas que están de actualidad en el mundo actual", decía la directora sobre violaciones, machismo, maltrato y colonialismo.

La cinta cuenta con unos magníficos protagonistas, la actriz Aisling Franciosi, podría arrebatarle el premio a Olivia Colman, la protagonista de The Favourite. "La película ha sido todo un reto. No era consciente de la brutalidad de la colonización y ahora me avergüenzo de todo ello", decía la actriz. También tiene posibilidades de ganar  Baikali Ganambarr: "Estoy feliz de haber podido representar a mi pueblo. Para mí y para mi comunidad ha sido fundamental haber formado parte de esta película", decía el actor de una cinta que ha recreado el lenguaje y los cánticos aborígenes, para hermanarlos con las canciones irlandesas, prohibidas por los británicos.

"La cultura irlandesa y la aborigen son bastante similares. Creo que la película muestra que tienen más similitudes que diferencias. Estamos muy orgullosos de mostrarlo en la cinta", decía Kent. Para la directora, toda la violencia que desprende el filme, tiene un mensaje positivo: " La necesidad de amor, compasión, amabilidad. Eso es lo que crece en esta historia, es el mensaje positivo", decía la directora.

"a igualdad de género es muy importante. Si el cine no refleja que somos el 50 por ciento de la población, entonces no está haciendo su trabajo, es un asunto muy serio. Hay infrarepresentación no solo de mujeres, sino de cineastas de color, procedentes de países pequeños, de muchos grupos... hay un largo camino por recorrer", concluía la directora en la rueda de prensa donde por fin ha habido una mujer defendiendo un relato universal.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?