Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 25 de Agosto de 2019

Otras localidades

Las otras versiones de "Ha nacido una estrella"

La película de Bradley Cooper y Lady Gaga recupera un argumento que ya dio pie a cuatro películas anteriores.

Una fábula sobre el ascenso de una nueva estrella y el ocaso y la destrucción de otra ya consagrada; una reflexión sobre la fama, el éxito y el irreprimible deseo de triunfar y una mirada crítica sobre la crueldad de la industria del entretenimiento. Se trata de un argumento que no solo ha dado cinco películas hasta la fecha sino que su influencia se puede rastrear en muchos títulos más. Desde “Cautivos del mal” a “The artist”, pasando por “Íntimo y personal”.

La historia nació como un argumento original escrito por la periodista Adela Rogers St. Johns y fue llevado a la pantalla por primera vez en 1932 en la película “Hollywood al desnudo”, uno de los primeros films del gran George Cukor. En ella Constance Bennet daba vida a una aspirante a actriz a la que un director al que había conocido en un club le daba su gran oportunidad. Mientras la chica ascendía en su carrera, el director, víctima del alcoholismo se iba eclipsando cada vez más. A diferencia de lo que ocurriría en versiones posteriores entre los dos protagonistas no había una historia de amor sino de amistad y lealtad.

"Hollywood al desnudo" (1932)

En 1937 la historia volvió de nuevo a las pantallas con el título ya de “Ha nacido una estrella”, en color, en clave de melodrama y dirigida por William Wellman. Esta vez era Fredric March el que daba vida a un actor en el ocaso de su carrera que se enamoraba y ayudaba a ascender a la nueva actriz, interpretada por Janet Gaynor. Irónicamente cuando interpretaron estos papeles ni Janet Gaynor era una novata, sino una actriz a punto de retirarse del cine, ni Fredric March un actor en declive sino que estaba en la cumbre de su carrera.

"Ha nacido una estrella" (1937)

En 1954 George Cukor volvió a llevar a la historia a la pantalla que esta vez viró hacia el musical. Se trata del primer musical verdaderamente trágico de la historia del cine, una película que significaba además la vuelta al cine de Judy Garland después de varios años alejada de las pantallas. Fue ella la que desde su productora puso en pie la película. Actores como Humphrey Bogart o Cary Grant rechazaron el papel masculino porque no les apetecía ponerse en la piel de un actor alcohólico y autodestructivo. James Mason en cambio sí aceptó y dio a su interpretación el toque perfecto de melancolía y ternura que conectó con el público.

"Ha nacido una estrella" (1954)

En 1976 Barbra Streisand quiso retomar la misma historia pero trasladándola al mundo de la música. La trama esta vez giraba en torno a un ídolo del rock alcoholizado que ayudaba a una joven cantante. La actriz, que era también productora del film eligió como director a Frank Pierson y como co-protagonista quería a Elvis Presley, sin embargo, su manager, el coronel Parker, puso tantos inconvenientes que finalmente la Streisand se cansó y el elegido fue el actor y estrella del country Kris Kristofferson.

"Ha nacido una estrella" (1976)

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?