Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 15 de Septiembre de 2019

Otras localidades

Negociando la igualdad

Patronal y sindicatos del fútbol femenino han empezado las negociaciones para que a las jugadoras les respalde un convenio colectivo que establezca unas mínimas condiciones laborales

De las 320 futbolistas que militan en los 16 equipos de la Liga Iberdrola ni una es madre. Ninguna. Sobre si es una casualidad o no, hablamos en Acento Robinson con la jugadora Laura del Río y con Rubén Alcaine, representante de la Asociación de Clubes de Fútbol Femenino.

Laura del Río, una veterana que ha jugado en Estados Unidos, Alemania e Inglaterra y que ahora milita en el Madrid Club de Fútbol, da su teoría sobre el contundente dato de que ninguna jugadora sea madre. "La mayoría son jóvenes, pero quienes piensan quedarse embarazada han llegado a decir que es muy complicado porque no te garantizan las facilidades a la hora de volver a tu estado físico".

Sobre si existen cláusulas antiembarazo o no Laura explica que "desde AFE no hay constancia de ninguna cláusula, pero tenemos una presión, no sólo del club sino de nosotras mismas para competir al máximo nivel. Te preguntas qué consecuencias tienes al quedarte y quién te va a ayudar a volver".

Del Río cuenta que "en EE UU es frecuente que las jugadoras viajen con sus hijos y que el otro club ponga una niñera para esto. Es normal que viajen y duerman con sus hijos".

Por su parte, Alcaine niega de manera categórica que existan las cláusulas antiembarazo. "Cuando fichamos no preguntamos si tienen previsto quedarse embarazada ni nada por el estilo", dice.

Para él "si te vas a cualquier disciplina deportiva en las edades en las que están al máximo nivel en sus carreras no contemplan ser madres".

¿Y si se quedase alguna jugadora embarazada? Alcaine responde. "Hasta ahora no se ha dado el caso, supongo que tendría su baja por maternidad como cualquier otra trabajadora. Luego que su rendimiento estuviera o no acorde con lo que exige la competición habría que verlo", dice.

Laura del Río tiene muy claro que la solución pasa por tener un convenio colectivo que regule los conceptos como el salario mínimo, la conciliación o cuestiones como la incapacidad laboral, las vacaciones o los reconocimientos médicos. Un convenio en el que están trabajando patronal, la Asociación de Clubes de Fútbol Femenino, y sindicatos, AFE y Futbolistas ON.

"Es algo que nos preocupa muchísimo porque es un tema de igualdad. Por qué no podemos ser iguales que nuestros compañeros, que tienen uno desde hace mucho tiempo. Ahora es la hora de sentarse y firmarlo", comenta Del Río.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?