Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 21 de Noviembre de 2019

Otras localidades

Palomas borrachas, ratas neoyorkinas y Taylor Swift en un zoo

La paloma maorí, que se pone borracha al comer fruta fermentada, ha sido nombrada ave del año en Nueva Zelanda. Las ratas de Nueva York ganan la batalla a los gatos y cada vez son más numerosas. Y Taylor Swift se escapa del zoo de California. Pero no la cantante, sino un antílope bautizado con ese nombre

()

Rafa Muñiz, compañero de Cadena SER, trae a De buenas a primeras la actualidad más relevante del mundo animal. Nos presentó a la paloma maori, que vive en Nueva Zelanda y acaba de ser nombrada ave del año en ese país, por lo borracha que se pone al comer fruta fermentada. Tenéis que verlas: se caen de los árboles y se quedan colgadas de las ramas completamente boca abajo, apenas se pueden sostener de pie.

Estas palomas neozelandesas han ganado el concurso anual que se celebra en el país para dar a conocer el ave más importante allí. Son bastante gorditas, tienen el buche siempre lleno y son de un color verdoso.

Además, tienen un cometido bastante importante: sin saberlo, esparcen las semillas de especies nativas de plantas de Nueva Zelanda. Son de las pocas aves capaces de tragarse frutas enteras cuyas semillas van expulsando una vez han hecho la digestión.

Las ratas de Nueva York le están ganando la batalla a los gatos: según un estudio que acaba de publicarse en EE.UU., los roedores neoyorkinos se han convertido en verdaderas bestias. Son ratas tan grandes y gordas que los gatos son incapaces de hincarles el diente. Esto supone un verdadero problema para el ecosistema de la ciudad de los rascacielos.

Los investigadores han colocado un GPS a 100 ratas de alcantarilla. Siguieron sus pasos durante varias semanas y en, más o menos un mes, solo 2 de esas ratas murieron porque se las comió un gato. Las ratas se están haciendo con el control total del suburbano de Nueva York. ¿Sabéis cuántas ratas hay en la Gran Manzana? 2 millones de ratas. Teniendo en cuenta que en Nueva York hay 8 millones de habitantes. Se supone que hay 1 rata por cada 4 ciudadanos neoyorkinos.

Taylor Swift se ha escapado del zoo de California. Pero no la cantante, claro, sino una bongo, un antílope africano al que bautizaron el año pasado con el nombre de la cantante estadounidense. La cría de bongo ha estado 15 minutos por ahí fuera y los trabajadores del zoo tuvieron que obligar a los visitantes a meterse en restaurantes o en los baños para no llevarse una coz de este animal. Los bongos son buenos saltadores y claro, Taylor Swift saltó la valla de su recinto sin ningún problema.

El bongo es un antílope en peligro de extinción y se calcula que apenas quedan entre 100 y 200 bongos en libertad en las selvas africanas. En España nació un bongo en cautividad en el 2016 en el Biopark de Valencia.

¿Y serás capaz de adivinar a qué animal pertenece el sonido que trae Rafa Muñiz antes de que lo hagan Marina y Aitor?

 

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?