Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 17 de Octubre de 2019

Otras localidades

Janis Joplin durmió ayer en Madrid

Mary Beth Richardson, cantante de Banditos, rememoró el espíritu de Janis Joplin en una exhibición memorable

La banda de Alabama actuará en las próximas semanas en Zaragoza, Coruña, León, Vigo, Ourense, Bilbao, Valencia, Infiesto, Valencia, Castellón de la Plana, Barcelona y Torredembra

Mary Beth Richardson durante una actuación de Banditos en 2015 /

Con el pelo empapado en sudor y el vestido amarillo pegado a la piel, Mary Beth Richardson regresó anoche a Monterrey, al verano del amor, a aquellos maravillosos años en los que todo parecía posible. Entre gritos, susurros y paseos por la pista de baile, la joven cantante de Alabama resucitó a Janis Joplin evocando todo aquello que nos enamoró de la texana.

La cantante de Banditos reemite a Janis por su físico, por su voz, en su vestimenta y también en lo más difícil, en su carisma. En una actuación intensa de dos horas, Richardson voló muy alto pasando de segunda voz a estrella de la noche, atrapando los focos, hipnotizando al público.

La sensación de que Joplin estaba anoche en Madrid se hizo evidente a los primeros aullidos de Richardson y se constató en el primer bis de la noche cuando Mary Beth se adueñó de ‘Piece of my heart’, uno de los temas más emblemáticos de Janis y antesala de salvaje cierre con ‘I put a spell on you’, versión del eterno Screamin Jay Hawkins.

La apabullante exhibición de la banda asentada en Nashville se desmarcó de sus discos de estudio. Los dos espléndidos álbumes de Banditos no reflejan la fuerza que lucen sobre las tablas. Tampoco otorgan a Richardson el protagonismo que la cantante luce en los directos, convertida en líder, referente y principal foco de atención. La joven cantante es un huracán, un portento vocal y como tal se presentó en Madrid dejando atrás el perfil bajo de los discos y arrollando a sus amigos en el viaje.

En la escena actual no hay muchas cantantes como Mary Beth y sorprende que la banda no vuele más alto, al menos al nivel de grupos como Alabama Shakes, que pasaron de hype a estrellas en apenas tres años  y con quien comparten productor. Banditos, un sexteto que trabaja y vive bajo el mismo techo, tiene mimbres para aspirar a todo. Con su estilismo sureño y su sonido de rock pegajoso e incendiario, la banda debe llevar a sus discos la fuerza que mostró anoche en Madrid, dar el protagonismo a Richardson y conseguir canciones con las que la cantante vuele alto. Si lo logran, jugarán en otra liga.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?