Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 03 de Abril de 2020

Otras localidades

LOS MALOS

El principio del fin de los delitos más locos

Alberto Pozas, compañero de Cadena SER, nos cuenta la propuesta que ha echado a rodar esta semana en el Congreso para limar un poco el Código Penal. Despenalizar cosas como las injurias a la Corona, el ultraje a la patria o la ofensa de los sentimientos religiosos

El principio del fin de los delitos más locos

Hillary Kladke (Getty Images)

Tres años ha durado la última reforma del Código Penal. La Justicia llegó tarde y algo desfasada a las redes sociales y parece que también se va demasiado tarde, al menos según algunos políticos.

Alberto Pozas, compañero de Tribunales en Cadena SER, nos cuenta que si todo sigue adelante, se van a ir por el sumidero artículos del Código Penal que nos han dado momentos de gloria en los últimos años.

Por ejemplo, el de injurias a la Corona, artículo 490.3. Uno de los delitos más locos de los últimos años: Estrasburgo ha dicho que quemar una foto del Rey es crítica política; la Audiencia Nacional, que amenazar con decapitar al Rey en un post de Facebook es una multa de 900 euros; y lo último que sabemos es que llamar puteros, criminales, mafiosos y corruptos a los Borbones no es delito.

Otro delito que va camino de la puerta de salida es el de la ofensa de los sentimientos religiosos, pero no a tiempo para salvar del banquillo a Willy Toledo. Y tampoco para evitar dejarnos algunos momentazos de la historia de los tribunales, como el juicio a la concejala madrileña Rita Maestre, que finalmente fue absuelta. Si esta propuesta de Unidos Podemos llega a buen puerto, me temo que nos vamos a quedar sin estos juicios, aunque en el fondo es una cosa muy seria.

Está por ver también lo que pasa con la madre de todos los artículo confusos: el 578 del Código Penal: el enaltecimiento del terrorismo en las redes sociales, la humillación a las víctimas, Cassandra Vera, la Insurgencia, César Strawberry.

La Justicia española no ha tenido tiempo de ponerse de acuerdo. Lo último que sabemos es que la Audiencia Nacional condena, pero menos que antes; que el tema está camino de Estrasburgo; que la Fiscalía pide ahora que no se condene a cárcel. Que nadie lo tiene demasiado claro, en definitiva.

 

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?