Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 18 de Agosto de 2019

Otras localidades

Hablar en público sin temor

"Presento, luego existo" ofrece claves para ayudar a la eficacia de las intervenciones ante una audiencia

Hablar en público es una actividad muy difícil de evitar en el mundo de la empresa y del emprendimiento y, con el objetivo de facilitar la preparación y ejecución de este tipo de intervenciones, nace "Presento, luego existo" (Gestión 2000). Es un "manual de bolsillo" -según lo presenta su propio autor, Miguel Ángel Guisado- que descompone el fenómeno de la presentación en público en tres grandes categorías (Actuación, Diseño y Narrativa), y así permite a Guisado repartir sus recomendaciones y consejos en algo menos de 200 páginas siguiendo el hilo de lo que él llama "el ADN de las presentaciones".

Al abordar la "a" del ADN, es decir, en lo que se corresponde con la Actuación, nos explica la importancia de la claridad y de la sencillez a la hora de afrontar una presentación, distinguiendo cuidadosamente entre ambas: "La claridad es necesaria para que se entiendan todas nuestras palabras, mientras que la sencillez es hablar con estructuras comprensibles, porque puede pasar que uno hable con palabras que se entienden todas, pero que estén concatenadas de tal manera que los oyentes se hagan un lío", explica. También abunda sobre otro de los consejos de su manual, la importancia del silencio; eso sí, bien usado: "es más difícil enseñar a la gente a callarse en público que a hablar en público", reflexiona.

Cuando habla de la "d" (el Diseño de la presentación) es inevitable centrarse en la cuestión de las diapositivas o transparencias que parecen compañeros indispensables de toda intervención en público: "menos es más; hay que evitar la complejidad y la densidad y apostar por la simplificación, que es tan efectiva como el silencio cuando hablamos", resume. Y a la hora de llegar a la última diapositiva, es taxativo: "no la desaprovechemos escribiendo la palabra 'gracias'; eso ya lo podemos decir nosotros. La última transparencia es el momento para mandar un mensaje, unos datos de contacto, un logotipo... algo que haga que la audiencia nos recuerde".

Y en la "n" (narrativa), Guisado recomienda no tener temor a repetirse en una presentación: "repetir es fundamental, y para los emprendedores más; una vez presentado un proyecto, hay que hacer una pequeña pausa y hacer una repetición no ya corta, sino telegráfica; el efecto es como si dejáramos a la audiencia con un post-it pegado en la frente", asevera.

Digitalización empresarial

En el programa también repasamos un informe que toma la temperatura al estado de la digitalización de la economía española: es el segundo Estudio sobre el estado de digitalización de las empresas y Administraciones Públicas españolas del Observatorio Vodafone de la Empresa, elaborado a partir de 3.000 entrevistas a directivos y responsables de digitalización de organizaciones públicas y privadas. De sus líneas generales nos habla Julio Prats, director de Productos y Soluciones de Empresas de Vodafone: "Crece en importancia el papel de la digitalización para competir e innovar, sube el interés por la digitalización en todos los segmentos de empresa, gana relevancia en el conocimiento espontáneo que tienen las empresas de las distintas tecnologías como el Internet de las Cosas o el Big Data; y sin embargo sigue habiendo un porcentaje significativo de empresas que sigue sin considerar como prioritaria la digitalización de su negocio", resume. "Curiosamente, la mayor concienciación está en el sector público".

En cuanto a las PYMES, Prats profundiza en el diagnóstico: "Cuando preguntamos a esas empresas por sus preocupaciones, sin mencionar la digitalización, citan en primer lugar la sostenibilidad; en segundo, lugar la carga impositiva; tercero, competitividad, y es en cuarto lugar cuando aparece la digitalización; hay un crecimiento respecto al estudio del año pasado, pero sigue estando bastante abajo, aunque gane importancia. Vemos un optimismo moderado en los resultados (el 43% de los consultados cree que la competitividad mejorará su negocio, mientras que el resto cree que se mantendrá parecido), aunque hay un 44% que dice que no piensa digitalizarse; eso sí, cuando empìezan el proceso, los datos demuestran que no dan marcha atrás: pocos abandonan, en torno al 10% nada más", resume.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?