Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 11 de Diciembre de 2019

Otras localidades

Tiendas personalizadas

Cheerfy trata de trasladar al mundo real las posibilidades de customización y las experiencias personales de la venta online

Lo que hace Cheerfy se resume en la filosofía que plantea, al comenzar la entrevista, su CEO y fundador, Carlos Gómez Vendrell: "Nuestra visión es que el mundo físico, en pocos años, se va a parecer mucho más al mundo online de los que se parece ahora. Si te fijas, en el mundo online tenemos lo que podemos llamar "experiencias perfectas": Vas a Netflix o a Spotify, te saludan por tu nombre, te ofrecen el producto que tiene que ver con tu perfil y todo de una forma personalizada y consistente. Mientras, en el mundo físico (tiendas, restaurantes, hoteles...) estamos muy alejados de ese paradigma. Así que Cheerfy lo que quiere es acercar al mundo físico esa perfección que vivimos en el mundo online", resume.

De momento, Cheerfy ha empezado a cumplir esta misión en el Sur de Europa y en el Reino Unido en locales de restauración: bares, cafés y restaurantes. "Lo que hacemos se apoya en tres pilares: primero, nos servimos de la wifi del local, que nos permite detectar en tiempo real al cliente (cuándo entra, cuándo sale, cuándo hace mucho que no viene...). A partir de ahí, llega el perfilado del cliente, que se hace automáticamente, y se apoya en demográficos sacados de las redes sociales, con preferencias que el propio cliente comparte con nosotros, y también con el perfil de visitas (si vienes para comer o para cenar, si has estado dos veces o veinte en el local...). Y el tercer pilar es interactuar con el cliente, y para ello la regla es que la mejor app es ninguna app: estamos cansados de bajarnos aplicaciones que apenas usamos y nos ocupan sitio en el móvil. Así que lo que hacemos es comunicarnos por vías de las que ya dispone el cliente, como los SMS o el correo electrónico", enumera.

"Con todo ello, creamos lo que llamamos 'momentos wow', que van mucho más allá de las experiencias que se viven actualmente en este tipo de locales", avanza Gómez Vendrell. Entre los ejemplos de esos 'momentos wow', se cuenta la felicitación del cumpleaños, que puede incluir mensajes personalizados, ofertas o regalos del comercio para un cliente habitual.

Para Gómez Vendrell, el futuro traerá más de esa fusión entre lo físico y lo digital, pero alerta: "ese futuro que viene hay que diseñarlo bien para que la personalización sea equilibrada. Hay un punto invasivo que no conviene superar, hay que dar el control al cliente final para que decida hasta qué punto quiere la personalización. Pero vamos, el porvenir está lleno de posibilidades, sobre todo si pensamos en la posible combinación de la personalización con tecnologías como la realidad aumentada", avanza.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?