Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 22 de Septiembre de 2019

Otras localidades

Sonia Martínez: ''Somos aliados de las plataformas''

Entrevistamos a la directora de Ficción de Atresmedia, impulsora de series como Fariña, La casa de Papel o Vis a vis

Bajo su batuta se han gestado series como Vis a vis, Velvet, El Tiempo entre costuras, La casa de papel o Fariña. Esta semana hemos entrevistado a Sonia Martínez, directora de ficción de Atresmedia.

¿Cuál es tu olfato?

El sentido común y conocer mucho la cadena para la que trabajas y el público que tienes detrás. nosotros llevamos mucho tiempo queriendo hacer una marca diferente, que tenga calidad, independientemente del género, sino que el espectador simplemente con una imagen sepa que es algo de Atresmedia. Eso también va a los contenidos, necesitamos buscar series diferentes, que aporten algo distinto, que haga a las series especiales

Cuando tienes un proyecto sobre la mesa, ¿sabes a priori si algo funciona o si no? ¿Cuál es el índice de error?

Uno tiene que pensar qué le funciona a él. Es obvio que lo que me funciona a mí no tiene por qué funcionar en TVE o Mediaset. Tú tienes que conocer la composición de tu público y las características, es márquetin y sociología. Y a partir de ahí buscar un producto que guste.

De esas series algunas han trascendido más que otras, como es el caso de Fariña, ganadora del premio Iris y el premio Ondas. Es una serie basada en el libro de Nacho Carretero que tiene como protagonista a Javier Rey en el papel del narco Sito Miñancos. Esta serie ponía nombres y apellidos al narcotráfico gallego, os atreviste, ¿cómo disteis el paso?

Tenemos una relación muy estrecha con la productora y, en un momento dado, me pasaron el libro de Nacho Carretero, pensando que íbamos a decir que no, que no estaba preparada la televisión para hacer en abierto Fariña. Le sorprendimos muchísimo cuando dijimos que sí, que adelante porque la serie daba ese paso adelante que buscábamos. Tengo que sacar una lanza en favor de mi empresa porque nadie dijo nunca, qué miedo, esto nos va a traer problemas.

¿Ni siquiera cuando se censuró el libro? ¿El riesgo en televisiones generalistas es factible?

No, de hecho, el secuestro del libro nos pilló en proceso de montaje y lo que supuso es un acicate para darnos un poco deprisa porque era un márquetin estupendo y, realmente, se alinearon los planetas.

¿Habrá segunda temporada?

Me da mucha pena como responsable de la ficción de Atresmedia, que grandes productos que han conseguido el éxito, o por audiencia o por prestigio o crítica, que por intentar estirar el chicle penen en la parrilla. La tele además no es como antes, hay tal oferta encima de la mesa que es muy difícil que sean fieles a tantas temporadas. Creo que una retirada a tiempo es una victoria.

Las series de Atresmedia han viajado fuera, están en Netflix, como La casa de papel, que cuenta el atraco de un grupo de jóvenes a la Fábrica de Moneda y timbre, que ha acabado en la plataforma convertida en un éxito internacional y nominada al Emmy Internacional. ¿Qué tal os ha sentado que el éxito llegue fuera de Antena 3?

Bueno, es la vida. Cuando me hacen esta pregunta yo siempre digo que todo el mundo -de la profesión- sabe de dónde ha nacido esta serie, incluso Netflix, y luego, para nosotros, es una satisfacción enorme. Estamos recogiendo ese viaje que está haciendo la serie por el mundo, es la marca Atresmedia la que gana prestigio. Hemos creado una empresa nueva, Atresmedia Estudios que nos permite producir para terceros. Hemos hecho una serie con Movistar y espero anunciar en breve más productos y producciones latinoamericanas.

¿O sea, que las plataformas son un aliado y no un competidor de las televisiones generalistas?

Son un aliado totalmente. Estamos condenados a entendernos y a trabajar juntos. Ellos seguirán haciendo sus series y nosotros las nuestras, pero trabajaremos justos también.

Paolo Vasile, consejero delegado de Mediaset España, decía que lo que interesa es audiencia, que el prestigio y la experimentación no le interesan. Ser generalista en este nuevo mercado de audiencias segmentadas, ¿es más complejo?

Creo que cada uno tiene su propio concepto del éxito. Para él es la audiencia. Para nosotros no solamente es esto, aunque también. Somos una empresa privada que vive de la audiencia y la publicidad, pero el prestigio nos ha permitido crear otra empresa que genera producciones en el mundo y nos da beneficios. Cada uno tiene la medida del éxito, del amor, del fracaso y se siente a gusto donde está.

Ahora que los creadores se cruzan entre cine y series y que las pantallas han cambiado ¿Crees que los Goya deberían incluir series de televisión?

Deberían recoger algo en ese sentido. Imagino que, como para cualquier academia es una mole que para cambiar algo es difícil y que habrá gente estajanovista que vea como la hermana mala a la televisión; pero creo que hoy lo que es verdaderamente industria está en la televisión y el cine se está quedando más atrás. No hay más que ver que es muy difícil sacar adelante una película y vivir. Hay que pensar que en algún momento, también por influencia, se irá donde esté el negocio. Hay que intentar juntarnos un poquito más.

Una de vuestras series nuevas es El embarcadero, que producís con Movistar Plus, protagonizada por dos mujeres y ambientada en la albufera de valencia y firmada por los creadores de La casa de papel. ¿A qué se debe el éxito de series fuera de la órbita anglosajona? ¿Es verdad que la ficción española está tan de moda?

Probablemente por la posibilidad de que dan las plataformas, el público internacional ha descubierto que hay otra manera de contar. A mí lo que más me comentan cuando vamos fuera de las series españolas es la creación de los personajes y cómo trasmiten emoción. Por cómo están diseñados. Son personajes poderosos, con características muy particulares. A diferencia de los personajes anglosajones, que se han mimetizado, jugamos con la novedad.

Por fin la televisión española ha entendido que hay que reducir el tiempo a los 50 minutos por episodio, ¿menos de eso sería viable?

Es muy complicado hacer series de media hora. Nos ha costado muchísimo los 50, nos hemos atrevido. Pero hacer guiones de 50 no era fácil porque no todo el mundo estaba acostumbrado, eso supone sacar personajes y cortar tramas.

¿Cómo ves el MeToo? ¿Será algo pasajero? ¿Veremos más mujeres en puestos de decisión?

Hay muy pocas directoras de series. A mi cuesta muchísimo buscar directoras. No me cuesta tanto en guion. Yo muchas veces obligo a que en determinadas series haya una mujer guionista para que esté el punto de vista de ela mujer, sobre todo en tramas donde solo una mujer puede dar esa visión, y las encuentro; pero directoras no. En cuanto a las ejecutivas, he de decir que donde no se ha llegado es al escalón más alto, de los CEOS y directores generales, pero en la televisión hay mucha directora y mucha mujer importante.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?