Últimas noticias Hemeroteca

¿Víctima del #MeToo?

Hace seis meses, el actor Morgan Freeman fue acusado por varias mujeres de acoso sexual. Aunque él lo negó, la noticia corrió como la pólvora por los medios de comunicación de todo el mundo, dejó su correspondiente huella digital y quedó como apostilla en cualquier información relacionada con el actor, incluso cuando recibía un homenaje o un premio “a pesar de tan graves acusaciones”, se decía.

La ola se mantuvo aunque no apareciera ni una sola prueba más ni se abriese proceso alguno en su contra. Pues bien, estos días la web Red Ética, de la Fundación Gabriel García Márquez para el Nuevo Periodismo Iberoamericano, ha publicado además que todo fue fruto de un reportaje manipulado por una periodista de entretenimiento de la CNN, un desmentido que ha tenido una difusión infinitesimal respecto al impacto del presunto escándalo. Si esto es así, no sólo cabe plantearse lo evidente: cuándo, cómo y quién resarcirá la reputación dañada del actor. También habría que evaluar los daños que una acusación falsa de esta magnitud deja en un movimiento necesario como es el #MeToo.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?