LA FIRMA

El día 22, con los niños de San Ildefonso...

El presidente estará seguramente resolviendo qué hacer en Cataluña y qué hacer con la legislatura

VÍDEO: PABLO PALACIOS

El sábado 22, cuando los niños de San Ildefonso estén cantando los números de la Lotería de Navidad, el presidente estará seguramente resolviendo qué hacer en Cataluña y qué hacer con la legislatura. Porque dicen que el día anterior, el 21, es al mismo tiempo fecha límite y jornada test para despejar las últimas incógnitas. La celebración del Consejo de Ministros en Barcelona le habrá permitido exhibir voluntad de ayuda a Cataluña con medidas maná, dentro de medidas para toda España, y le habrá dado datos sobre la disposición de la Generalitat para controlar a los hostiles, a los más radicales intencionadamente sobreexcitados con carácter previo por Torra. Datos con los que decidir si merece la pena esperar a que Esquerra diga por fin en público lo que se está hinchando a decir en privado o es hora ya de acabar con la ficción.

A mi juicio, lo más lógico sería que Sánchez reconociera que en este pozo no hay agua y convocar elecciones. Ya sé que la posibilidad de que de estas elecciones surja algo distinto y mejor, que permita las imprescindibles fórmulas, los acuerdos ricos y transversales que España necesita, es muy pequeña, pero la actual situación no tiene salida y Sánchez no puede ya tener ninguna duda de que el tiempo juega en su contra, aunque lo intente regar con medidas sociales populares. Dicen que el 22 todo empezará a verse más claro. A ver si es así. Esperemos.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?