EL ASESINATO DE GABRIEL CRUZLa Fiscalía pide prisión permanente revisable para Ana Julia Quezada

La opinión de Manu Carreño

Está hasta las narices de cómo le ha cambiado la vida en tan pocas horas

El director de El Larguero comenta la polémica reacción del centrocampista hacia la grada del Bernabéu

En el sorteo de la Copa se ha hablado más de Isco que del propio sorteo de octavos de final. No hay una imagen que demuestre al cien por cien que se dirige a los aficionados. A mí me parece que se dirige a la afición. Puede que esté equivocado. Es más, a la afición también le parece que se lo dice a ellos porque a partir de ahí es cuando empiezan a pitarle todo el partido.

Ya no es nuestra opinión, sino que contamos algo que ha pasado en el Bernabéu, que es que la afición le pita en una jugada. Que le diga al árbitro '¿Qué queréis, hijos de tal...?', como recogen las cámaras de Movistar+, no tiene mucho sentido. Es mi opinión, que coincide con la de la mayoría de la grada del Santiago Bernabéu.

Es verdad lo que dice Javier Herráez. Otro igual se arruga o se esconde pero él empezó a pedir el balón. Un tío con personalidad, que quiere jugar, que está cabreado porque no lo ponen, que está hasta las narices de cómo le ha cambiado la vida en tan pocas horas al pasar de un entrenador a otro. Igual mañana se va Solari, viene otro y es titular indiscutible. Pero ahora mismo está cabreado. No hay buen feeling con Solari, no juega, el Bernabéu entiende que es un desaire y por eso le pita cada vez que toca la pelota.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?