Goodall: "Sin los jóvenes no hay esperanza para recuperar el medio ambiente"

La científica Jane Goodall ha recibido este sábado el doctorado 'honoris causa' por la Universidad Complutense de Madrid

La primatóloga británica Jane Goodall durante el acto de su investidura como doctora 'honoris causa' por la Universidad Complutense de Madrid / ()

Las niñas en esa época no pensaban en ser científicas por eso, entre los planes de Jane Goodall (Londres, 1934) nunca estuvo serlo. Sin embargo, este sábado Goodall ha sido investida como doctora honoris causa por la Universidad Complutense de Madrid gracias a su trayectoria profesional en la ciencia. La británica ha pasado parte de su vida investigando las relaciones entre los chimpancés y, en este acto, Goodall ha insistido en la necesidad de involucrar a los jóvenes para frenar desastres medioambientales como la deforestación.

"Cuando llegué a la Universidad de Cambridge los profesores me dijeron que había hecho todo mal, que no debería haberle dado nombre a los chimpancés sino números y que había dado por sentado que estos animales tenían pensamiento, personalidad y emociones", ha comentado Goodall. Y en efecto, los tenían. Gracias a sus estudios y a su capacidad de observación hoy sabemos que los primates son capaces de pensar y sentir casi como los humanos. Con un collar al cuello de la silueta de África —continente donde ha desarrollado la mayor parte de su actividad profesional— Godall ha advertido de la importancia de empezar a actuar tanto desde las instituciones como desde nuestros comportamientos para revetir el cambio climático.

Por eso la etnóloga ha creado varios programas dentro del Instituto Jane Goodall como Roots&Shoots (Raíces y Brotes), presente en más de 100 países, para impulsar a los jóvenes a actuar en la protección de los seres vivos. "Esto es lo que me mantiene en movimiento y viajando por el mundo 300 días al año", ha relatado. Viajando también para recibir premios, ya que Godall suma más de 100 galardones internacionales, incluido el Príncipe de Asturias de Investigación de 2003.

No obstante, ella se ha declarado positiva. Frente al cambio climático, son cuatro las razones que mantienen su confianza: la gente joven que se implica, el intelecto y el cerebro del ser humano para innovar en la tecnología, la resiliencia de la naturaleza y el indomable espíritu de las personas. Con este honoris causa, la científica acumula más de 45 en diferentes universidades de todo el mundo.

La primatóloga Jane Goodall, investida doctora honoris causa por la UCM / EUROPA PRESS

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?