Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 27 de Enero de 2020

Otras localidades

Mary Poppins vuelve por Navidad

A pocos días del estreno de "El regreso de Mary Poppins" calentamos motores recordando cómo llegó al cine el personaje de la niñera mágica.

Walt Disney descubrió a Mary Poppins gracias a su hija Diane que le mostró los libros que había creado la escritora británica nacida en Australia Pamela Lyndon Travers. En 1934 publicó la primera entrega de la historia de esta niñera, una especie de bruja buena que llegaba volando al hogar de unos niños cuyos padres estaban demasiado ocupados para hacerles caso. Los cuentos de Mary Poppins se convirtieron rápidamente en un éxito y Walt Disney quiso comprar sus derechos para llevarlos al cine pero se encontró con la negativa de la autora.

Durante casi dos décadas Disney estuvo insistiendo a la señorita Travers sin ningún éxito. Sin embargo en 1961 la escritora atravesaba una serie de problemas económicos y no le quedó más remedio que aceptar la oferta de Walt Disney. Sin embargo la escritora no estaba dispuesta a ponérselo fácil. Se reservó el derecho de la aprobación del guion e impuso numerosas condiciones, entre ellas el que no debía de ser una película de dibujos animados ni tampoco un musical. Durante muchos meses Disney y su equipo tuvieron que pelear muy duro con la escritora para que aceptara la película tal y como hoy la conocemos.

“Mary Poppins” fue la película más cara de la compañía Disney hasta entonces pero el dinero invertido se recuperó con creces. La película tuvo un éxito arrollador cuando se estrenó en 1964. Fue la más taquillera de aquel año en todo el mundo y en los años siguientes seguiría dando muchos beneficios. Por ejemplo, fue la película del estudio que más años estuvo disponible en vídeo y el primer lanzamiento de la Disney en formato DVD. También fue la película Disney con más nominaciones a los Oscar de la historia, trece. Ganó un total de 5 premios, uno de ellos para su protagonista, Julie Andrews.

Pero a pesar de que la película fue un éxito, Pamela L. Travers nunca estuvo contenta con la adaptación que se hizo de su obra. Por eso no quiso que se hicieran nuevas películas de sus otros libros o de los que escribiría más adelante. Sí permitiría en cambio una adaptación teatral que se estrenó en Londres en 2004, ocho años después de la muerte de la escritora. Sus herederos también han permitido que la niñera mágica vuelva a las pantallas, con una secuela que no se basa en ningún libro de Pamela Travers pero que significa la vuelta de un personaje que, por derecho, estará siempre entre nuestros favoritos.

 

 

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?