Lunes, 21 de Octubre de 2019

Otras localidades

Nueva ley hipotecaria: bajan las comisiones pero continúa la incertidumbre en los desahucios

  • Desaparecen las comisiones por subrogación y novación y quedan prohibidas las clausulas suelo
  • Las Plataforma de Afectados por la Hipoteca cree que se mantendrá la tasa de desahucios
  • La ley, aprobada con los votos favorables de PP, PSOE, Ciudadanos, PDeCAT y PNV, el rechazo de Podemos y la abstención de ERC entrará en vigor en el mes de marzo

Vecinos y activistas paran un desahucio en Lavapiés /

Entre las medidas que benefician al usuario, encontramos que quienes firmen una hipoteca dejarán de pagar los gastos de formalización, entre ellos el famoso impuesto de Actos Jurídicos Documentos, como ya aprobó el Gobierno, aunque sí tendrán que hacerse cargo de los gastos de tasación. Eso sí, el tasador será independiente y podrá elegirlo el cliente. Además, se eliminan las cláusulas suelo, ya rechazadas por los tribunales, y se rebajan las comisiones de amortización anticipada, esto es, cuando se devuelve el dinero prestado antes de que acabe el contrato. Para las hipotecas de tipo fijo, por ejemplo, bajan a la mitad.

Tampoco habrá comisiones en caso de subrogación, es decir, en caso de que el cliente quiera cambiar de banco. Serán las propias entidades las que creen un mecanismo de compensación entre ellas. Y los bancos tampoco podrán cobrar comisiones si se realiza una novación, o lo que es lo mismo, una modificación del contrato para mejorar las condiciones. Por otra parte, se incorporan medidas para que el cliente tenga un mejor conocimiento de lo que firma: el banco tendrá que dar 10 días para analizar la información precontractual, con asesoría gratuita del notario, y deberá ofrecer una ficha para que el usuario compare las condiciones que ofrece cada entidad. También se creará una Autoridad Independiente que vele por la protección y transparencia en la contratación inmobiliaria.

Sobre los puntos que menos gustan a las asociaciones de usuarios destacan principalmente dos. El primero, el que tiene que ver con la dación en pago, que será voluntaria, y tendrá que establecerse entre las partes. Para la Plataforma de Afectados por la Hipoteca significa que todo seguirá igual y que continuarán produciéndose desahucios como hasta ahora. “Se puede pactar, pero no hay ninguna entidad financiera que quiera pactarlo voluntariamente. Vamos a seguir en la misma situación que teníamos hasta ahora, es decir, la gente, cuando no pueda hacer frente a su hipoteca, va a depender de la voluntad del banco”, explica su portavoz, Paco Morote. Además, como recuerda la PAH, tampoco se limita la responsabilidad al bien hipotecado, a la vivienda, por lo que aquellas personas que no puedan hacer frente a la hipoteca, tendrán que responder, en principio, con todo su patrimonio.

La otra modificación que preocupa tiene que ver también con las ejecuciones hipotecarias, con los desahucios. La nueva ley amplía a 12 el número de cuotas impagadas para llevar a cabo un embargo. Hasta 15 si estamos en la segunda mitad del crédito. Se trata de la llamada 'cláusula de vencimiento anticipado', que hasta ahora permitía al banco solicitar todo el préstamo si se incumplía incluso un solo plazo y que fue declarada ilegal por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea. El problema es que este cambio no es de carácter retroactivo para la multitud de embargos actualmente suspendidos y pendientes de resolución por esta cláusula abusiva (sí para el resto) y además, para Fernando Herrero, de Adicae, se trata de una norma hecha a medida de la banca. “Es una suerte de borrón y cuenta nueva, dejar en la impunidad el abuso de la banca y decir ‘bueno, ustedes han incorporado una cláusula abusiva, pero con esta ley lo arreglamos todo’. No hay responsabilidades de las que nadie deba responder, sino deudas que cada usuario deba pagar”. Tampoco recoge esta nueva norma, la prohibición de los desalojos forzosos sin alternativa habitacional para colectivos vulnerables.

Adicae alerta además de las llamadas 'ventas vinculadas'. La nueva norma recoge que el cliente podrá contratar con otra entidad diferente los seguros, pólizas de hogar, vida. Pero la asociación de usuarios cree que en la práctica seguirá existiendo abuso y predominio de las entidades bancarias. La ley, aprobada por la Comisión de Economía del Congreso, con los votos favorables de PP, PSOE, Ciudadanos, PDeCAT y PNV, el rechazo de Podemos y la abstención de ERC, será debatida en pleno esta semana y, tras pasar por el Senado, se prevé que pueda entrar en vigor en el mes de marzo.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?