Publicidad gratuita

Vox se está beneficiando de una gigantesca campaña de publicidad que le va a hacer crecer como ni imaginamos. Porque, además de descalificar sus propuestas programáticas, muchas de ellas deleznables, habría que defender las propias y ponerlas en valor

Vox, la hipertrofia de lo español, y el independentismo, la atrofia de lo español, no hacen si no reforzarse como centro de la política nacional, acapara las conversaciones a precio de saldo, porque no están siendo combatidos con el despliegue de un pensamiento español moderno, democrático, integrador que, o no existe o se nos ha olvidado, si no que son simples dianas para el lanzamiento de nuestros dardos. 

Se ha perdido la costumbre de combatir las ideas con ideas, ahora se prefiere fumigar las ajenas por pura pereza intelectual, y para fumigarlas, le regalamos el protagonismo, la batuta argumental, y el prime time de nuestra vida pública. 

Vox se está beneficiando de una gigantesca campaña de publicidad que le va a hacer crecer como ni imaginamos. Porque, además de descalificar sus propuestas programáticas, muchas de ellas deleznables, habría que defender las propias y ponerlas en valor. No hay mejor cordón sanitario que las convicciones. "No necesitamos murallas, tenemos ciudadanos", dijo Tucídides, pero como nuestras convicciones están cansadas, gastadas y fofas, solo ponemos estruendo verbal y nada dentro. 

Lo mismo ocurre con el independentismo. No basta con agotar los adjetivos para descalificarlo, hay que poner sobre la mesa ideas, planes, proyectos, políticas, alternativas. Si no es publicidad gratuita.  

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?