Sábado, 24 de Agosto de 2019

Otras localidades

BÚSQUEDA DE EMPLEO

"Para aprender a vender nuestra vida profesional tenemos que convertirnos en cuentacuentos, pero sin mentir"

Hablamos de trabajo y currículums con Sarah Harmon, la directora de LinkedIn en España

Sarah Harmon /

No todo el mundo sabe qué es exactamente LinkedIn (¿una red? ¿una plataforma?) aunque millones de personas hayan colgado ahí su currículum, con la esperanza de que le lluevan las ofertas. Una de ellas fue Sarah Harmon, ex directiva de Microsoft y ahora directora de LinkedIn para España y Portugal. Tenía ahí su CV, pero un amigo de su pueblo (Tucson, Oklahoma) que se dedicaba a la selección del talento le dijo que era lamentable. "Me dio 4 o 5 consejos, los puse en práctica, y a los pocos meses me llamó LinkedIn".

Es una buena historia, y además es verdad, que es lo mejor que puede contener un currículum. Sarah Harmon nos cuenta que hoy mismo en la red LinkedIn hay 20 millones de vacantes abiertas, y que 4 millones 4 millones de personas encontraron trabajo en LinkedIn el año pasado. Con esto solamente, sin embargo, no solucionamos el problema del paro en España, porque tenemos un grave problema de brecha de competencias. En nuestro país, en cualquier momento, puede haber un millón de vacantes que las empresas no consiguen. Y no solo hablamos de puestos tecnológicos que solo puede ocupar gente con capacidades nuevas, como big data o integración de sistemas, o desarrollo de interfaz de ususarios. "Curiosamente", dice Sarah, "medimos el año pasado cuáles fueron las competencias más buscadas y más difíciles de cubrir en las empresas. Y son las llamadas "soft skills", las competencias actitudinales: el modo cómo afrontas el trabajo que tienes delante". Así, las empresas buscan personas que puedan demostrar liderazgo, capacidad de comunicación oral, colaboración y gestión del tiempo. Precisamente una serie de cualidades que abundan entre las mujeres.

¿Pero cómo podemos identificar y medir estas competencias actitudinales en un CV? Según Sarah, a través de las historias. Como la suya con su amigo de Tucson, Oklahoma. "Una portada que llame la atención, contar qué es lo que nos motiva, dónde queremos trabajar, qué tipo de compañeros queremos tener, qué tipo de responsabilidad social queremos que tenga nuestra empresa..." Toda la vida escribiendo un CV que era como una fe de vida y ahora resulta que tiene que ser más como una carta a los Reyes Magos.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?