La firma de Iñaki Gabilondo

¿Nos queda gente de buena voluntad?

VÍDEO: PABLO PALACIOS

Si los estereotipos acuñados por la paranoia política y mediática reflejaran la realidad, habría en nuestro país muy pocos hombres y mujeres de buena voluntad a los que desear la paz de la Nochebuena. Porque la brocha gorda de la lucha partidista ha adscrito a la mayoría de nosotros en uno de los tres universos siguientes: o golpistas y cómplices de los golpistas o fascistas cómplices de los fascistas o equidistantes de cobardía repugnante y sus cómplices.

La paranoia mediático política no tiene razón naturalmente. Esta foto no refleja nuestra sociedad pero es peligroso dejarse empujar por esta pendiente. Como nuestra política sigue sin secularizarse, como España y todas las Españas son sustancia teológica, cualquier disputa por muy rasa que empiece, se va enseguida a la estratosfera de las esencias donde la racionalidad se disuelve y la sociedad se avinagra.

Y en este punto estamos, sin que los intentos del Gobierno por sacar el debate de este terreno esencialista territorial y llevarlo al ámbito social donde quiere hacerse fuerte estén dando resultado visible. En estas circunstancias el discurso del Rey de esta noche bastante hará con surcar las olas sin dar grandes bandazos.

En fin, si necesitan ustedes un antídoto navideño contra tanta hostilidad acumulada, les propongo que se acerquen a la terminal de llegadas de un aeropuerto y observen ahí el espectáculo de los encuentros y de los afectos. Feliz Nochebuena

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?