Últimas noticias Hemeroteca

La derecha especula con la violencia de género

Josep Ramoneda reflexiona sobre la actitud de la derecha respecto a la violencia de género, con la que se permite especular por miserables intereses políticos, a raíz de un nuevo caso de violación en grupo en Alicante. La frenética actividad legislativa en el Parlamento Europeo y el cuarto aniversario de la matanza de Charlie Hebdo, ocupan también su atención

Ya se le conoce como la Manada de Alicante. Son los cuatro jóvenes acusados de violar a una chica de 19 años en Nochevieja. Si terrible es la agresión, terrible es también que los agresores filmaran la escena, porque demuestra una sensación total de impunidad, convencidos de que con una mujer todo les está permitido. Y, sin embargo, vivimos tiempos en que la derecha con toda frivolidad, se permite entrar en divagaciones sobre la violencia de género y especular por miserables intereses políticos con un problema tan grave. Fue con Mariano Rajoy en la presidencia que se aprobó en el parlamento, con el aplauso general, la ley de violencia de género que ahora Pablo Casado ha puesto en almoneda para contentar a Vox. ¿Esta es la renovación del PP? Si hay un principio de moral universal es el que nos legó Kant: respetar a las personas como fines en sí mismas, nunca como medios. Cada vez que se minimiza la violencia de género se está violentando esta norma fundamental.

Me cuenta Ramon Tremosa, diputado en el Parlamento Europeo, que nunca había visto tanta actividad legislativa en Estrasburgo, se repiten las jornadas de doble sesión parlamentaria y hay decenas de propuestas de regulación en curso. La Comisión Europea tiene prisa por lo que pudiera pasar en las elecciones de mayo. Se teme un crecimiento importante de la extrema derecha e incluso que lleguen cinco o seis comisarios de partidos de la derecha radical. Y hay que acotar el campo de juego. Una confirmación más de la vital importancia que tendrán las próximas elecciones europeas.

Hoy se cumplen cuatro años del atentado yihadista contra la revista francesa Charlie Hebdo. He leído estos días “Le Lambeau”, las trizas, podría ser el título en español, libro en que el periodista Philippe Lançon, cuenta está terrible experiencia: Tendido en el suelo, herido, entre cadáveres, “yo esperaba simultáneamente la invisibilidad y el golpe de gracia –dos formas de la desaparición”, mientras el hombre de las piernas negras pasaba la última revista a las víctimas. Habla también del despertar en la clínica después de ser intervenido: “Vivir en el interior del sufrimiento, por entero, no ser determinado por nada más, no es sufrir; es otra cosa, una modificación completa del ser”. La vida anterior se había terminado.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?