Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 18 de Octubre de 2019

Otras localidades

Culmina la mutación de la derecha española

Josep Ramoneda analiza el estado de la derecha tras el pacto alcanzado entre Partido Popular y Ciudadanos con el apoyo de Vox para gobernar la Junta de Andalucía, y la posibilidad que tiene la izquierda para capitalizar el desplazamiento de la derecha al iliberalismo

Como era previsible, el pacto Vox, PP, Ciudadanos para gobernar Andalucía ya es un hecho. El órdago de ayer de Vox solo fue el golpe de timbal que anunciaba el acuerdo. El PP blanquea a Vox reconociéndole como interlocutor y socio con un acuerdo de 37 puntos que muestra amplio espacio de sensibilidades compartidas entre la extrema derecha y el nuevo PP. Juanma Moreno, que reconoce que “todos hemos tenido que ceder algo” se asegura así la presidencia de la Junta de Andalucía. Culmina un proceso de mutación de la derecha española, que, en los años 90, Aznar había conseguido integrar en un solo partido. El espacio conservador se ha ido fracturando y ahora entra en una nueva fase en forma de tridente, que incorpora a la extrema derecha.

Ciudadanos ha dejado el trabajo sucio de la negociación con Vox a un PP que no siente escrúpulo alguno por pisar este terreno. No sé a quien pretende engañar Ciudadanos con este ejercicio de cinismo. Aunque sea por vía indirecta forma parte de una mayoría de gobierno a tres, en que el PP ha hecho de gozne, firmando acuerdos por separado con cada uno de los socios. Por más eufemismos que se utilicen, el pacto concierne a todos y Vox ya ha advertido que mantendrá su compromiso mientras “el gobierno sea coherente con los acuerdos firmados”. Desde la presidencia de la República Francesa se viene avisando, una y otra vez a Ciudadanos: “Somos muy claros sobre el hecho de que no puede haber alianzas con la extrema derecha”. Pues haberlas haylas.

El pacto andaluz tiene un regusto de regreso al pasado, como si súbitamente irrumpiera cierta melancolía de los tiempos de la televisión en blanco y negro. ¿Saldrá la izquierda de su letargo? ¿Será capaz de capitalizar el desplazamiento de la derecha hacia el iliberalismo? La escena se clarifica. Si la derecha escoge la confrontación, Sánchez tiene la opción de liderar el reconocimiento democrático y el diálogo.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?