Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 24 de Octubre de 2019

Otras localidades

Retroceso

Las posiciones de Vox se inscriben en este contexto de "backlash", es decir de contragolpe o retroceso, frente al movimiento MeToo y a los avances en los derechos de la mujer

El combate de Vox en contra de las leyes de violencia de género ha sorprendido a los que pensaban que iba a hacer de la inmigración su primer caballo de batalla. Sin embargo, no es tan sorprendente. Detrás existe la misma utilización de un miedo identitario.

En Estados Unidos, se ha analizado el miedo del “viejo hombre blanco” que ha llevado a Donald Trump al poder. El cual se ha burlado de una víctima de abusos sexuales o quejado de los “tiempos aterradores” que vivirían los hombres. En Brasil, Bolsonaro y su ministerio de la mujer han anunciado una “nueva era en la que los niños visten de azul y las niñas de rosa”. En Hungría, Orbán ha reformado la educación para que los manuales escolares expliquen que “los niños y las niñas no tienen las mismas capacidades físicas e intelectuales”. En muchos países, circulan ‘fake news’ asociando la educación a favor de la igualdad como una manera de promover la homosexualidad.

Las posiciones de Vox se inscriben en este contexto de “backlash”, es decir de contragolpe o retroceso, frente al movimiento #MeToo y a los avances en los derechos de la mujer. El triste contexto de un auge de movimientos ultra reaccionarios que, en todos los ámbitos, usan los miedos al cambio, al progresismo o al liberalismo como munición política.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?