Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 21 de Octubre de 2019

Otras localidades

No hay mayor ridículo que negar lo evidente

Josep Ramoneda analiza la negativa de Ciudadanos a aceptar ningún tipo de relación con Vox en su pacto de gobierno con el PP en Andalucía, las interesadas comparaciones entre Podemos y Vox y las posturas dentro del independentismo con respecto a los presupuestos de Sánchez

La nota cómica del sainete andaluz de la derecha la aporta Ciudadanos, empeñado en hacernos creer que está, pero no está, que no es de la familia porque no ha salido en la foto. No hay mayor ridículo que negar lo evidente. Y lo evidente es que si Ciudadanos forma parte del gobierno andaluz será porque hay un pacto con Vox que lo hace posible. Dos más uno igual a tres. Ciudadanos no ha suscrito el documento PP-Vox pero lo asume desde el momento en que entra en el gobierno motivo de este acuerdo, bajo la presidencia de Juanma Moreno que se ha comprometido a cumplirlo y hacerlo cumplir. Casado por lo menos da la cara. No se entiende muy bien qué rédito espera sacar Rivera del ejercicio farisaico en que se ha instalado. Si le avergüenza pactar con Vox, ¿por qué lo ha hecho?

Como era de esperar, los portavoces de la derecha y su entorno mediático intentan lavar el pacto ultramontano jugando a la simetría con las relaciones del presidente Sánchez con Podemos y con el independentismo. La comparación no se aguanta por ningún lado. Podemos es republicano, como muchos ciudadanos, pero nunca ha puesto en cuestión el sistema democrático ni mucho menos las libertades básicas. El independentismo evidentemente es subversivo respecto a la estructura territorial del Estado, pero, dentro de la enorme diversidad ideológica que lo compone, la mayoría ha defendido siempre la democracia y las libertades. Las amalgamas de brocha gorda para justificar lo injustificable no ayudan a explicar las cosas que pasan. Pura propaganda.

Lo que sí es patético es que en estas circunstancias haya todavía en el independentismo gente que pretenda rechazar los presupuestos del gobierno. Como el presidente Torra que amenaza con disolver su govern si sus socios llegan a acuerdos con el PSOE sin su autorización. Tardá le ha dado rápida respuesta: mi voto lo decidirá Esquerra Republicana. Hay que estar muy iluminado para apostar por la caída del gobierno Sánchez. Y creerse que contra el 155 perpetuo Cataluña vivirá mejor.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?