Domingo, 23 de Enero de 2022

Otras localidades

El dietario de Ramoneda

Podemos se deshincha en un momento crítico

Josep Ramoneda analiza la crisis de Podemos y cómo podría afectar al panorama político español, con una derecha apretando y una izquierda que se vuelve a fragmentar

“Con todos mis respetos, Íñigo no es lo mismo que Manuela”, esta frase de Pablo Iglesias quedará inscrita en la pequeña historia de las rupturas de Podemos, donde la política y el resentimiento hace tiempo que viajan juntas. Iglesias, Montero, Echenique, cierran con malestar no contenido cualquier posibilidad de un acuerdo. “Más Madrid” vale como socio si se trata de Manuela Carmena pero no cuando se trata de Íñigo Errejón, lo cual significa que la cosa va de personas, no de plataformas ni de ideas. Y no dudo que Carmena se lo merece, porque su primer mandato ha dejado huella, sobre la base de un liderazgo muy genuino, ampliamente reconocido. Pero lanzar un candidato de Podemos contra Errejón suena a tirarse a una piscina vacía.

Cuando pase el cabreo, los dirigentes de Podemos tendrán que meditar seriamente sobre un punto: hasta el día de hoy los mejores resultados en ayuntamientos y comunidades los han conseguido donde iban en coalición y con listas encabezadas por otros. Empezando por Madrid y Barcelona.

Podemos se deshincha en un momento crítico. Cuando más se les necesita para construir mayorías de izquierdas. La tendencia a la fragmentación es uno de los males crónicos de la izquierda, incapaz de construir proyectos ideológicos con capacidad integradora. Y se equivocará Podemos si utiliza a Errejón como chivo expiatorio para disimular las muchas sangrías que le debilitan.

Desgraciadamente, esta historia favorece sobre todo a la derecha en la medida en que aleja las mayorías de izquierdas. Pero alivia también a aquellos neoconservadores, como la vieja guardia del PSOE, que siguen soñando con una alianza con Ciudadanos para recrear este lugar vacío llamado centro.

Y en estas, el gobierno español anuncia impuestos sobre actividades digitales y sobre transacciones financieras. Una buena noticia aunque sus dimensiones sean modestas. Recaudar para poder redistribuir. Exactamente lo contrario de lo que promete la derecha unida que acaba de tomar posesión de la Junta en Andalucía: bajar impuestos en patrimonio, sucesiones, donaciones e IRPF. Unos quieren redistribuir de arriba abajo, otros persisten en hacerlo de abajo arriba. Todavía hay clases.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?