Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 08 de Diciembre de 2019

Otras localidades

¡Te encontré, dos años después!

Uno de los socios de Foundspot, empresa de la que hablamos en 2016 cuando se fundó, vuelve al estudio dos años y medio después para hablarnos de la marcha de su plataforma de búsqueda de objetos perdidos

En octubre de 2016, escuchábamos en Estartapeando a dos emprendedores contándonos el proyecto que acababan de poner en marcha: Foundspot, una plataforma para poner en contacto a personas que hubiesen perdido un objeto o mascota con quien lo hubiese encontrado. Hoy, David Sanz vuelve a los estudios de la SER para contarnos qué han aprendido, cómo han crecido y qué han cambiado desde esos momentos iniciales: "Todo ha cambiado mucho, nostros personalmente y el negocio", relata para empezar. "Al principio, estábamos muy volcados en los usuarios particulares; pero hemos ido cambiando a dar servicio a las empresas e instituciones, ayudándoles a gestionar y optimizar los objetos perdidos".

"Hemos mejorado el algoritmo de la plataforma, que casa a quien busca con quien encuentra, para adaptarlo a distintas organizaciones", continúa. Entre sus clientes actuales hay aerolíneas y el ayuntamiento de Alcobendas (Madrid), y su vocación es seguir creciendo en el ámbito del turismo y del transporte. "La plataforma quita mucho trabajo a las organizaciones, evita las visitas en balde, el tener los objetos perdidos en una caja, llamadas y trámites...", continúa Sanz.

Preguntado sobre las cosas que ha aprendido en este trayecto emprendedor con Foundspot, Sanz señala un cambio personal y otro relacionado con el proyecto: "He desarrollado una actitud diferente ante los problemas: antes me agobiaba más, ahora he aprendido a estudiarlos bien, y no llevármelo allá donde me pueda afectar. Y profesionalmente, hemos aprendido a saber negociar y a tener una visión más global", concluye.

Pesimismo de género

En la segunda mitad del programa, analizamos los datos del ESADE Gender Monitor, el estudio que pregunta a 500 directivas de empresas españolas sobre las políticas de igualdad de sus compañías, que este año llega a su tercera oleada. Y lo primero que constatan las cifras es un aumeto del pesimismo entre las consultadas: las que advierten dificultad para conciliar, por ejemplo, pasan del 27,23% al 46,26%. "A nosotros mismo nos ha sorprendido este aumento en las barreras a la conciliación, que también se da en desigualdad salarial y falta de reconocimiento", explica Patricia Cauqui, directora del informe. "Fíjate que más de la mitad de las consultadas indican que las políticas de equilibrio de género son una prioridad para la empresa, pero en el día a día esas políticas no se están materializando. Nuestra sensación es que se están poniendo en marcha algunas medidas, pero no las suficientes para que las cosas cambien de verdad", resume.

Otro de los aspectos destacados de esta oleada respecto a la anterior es el descenso de la implicación de la alta dirección en la igualdad, del 41,05% al 34,25%: "si la alta dirección no conduce el barco, las cosas no suceden, por más que trabajen los departamentos de recursos humanos en igualdad", explica Cauqui. "La dirección no ve la igualdad como una prioridad, porque si se viese como prioridad se pondrían en marcha planes claros con objetivos, plazos, indicadores de progreso, una comunicación clara y constante desde arriba que cale en todos los niveles de la empresa... y eso no está sucediendo", asegura.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?