Últimas noticias Hemeroteca

Sánchez le compra los argumentos a los independentistas

Àngels Barceló reflexiona sobre el anuncio, por parte del Gobierno, de la presencia de lo que se ha llamado un relator que dé fe de lo que se hable en la mesa de partidos sobre el futuro político de Catalunya

El Gobierno de Pedro Sánchez le compra los argumentos a los independentistas. Estos siguen condicionando la aprobación de los presupuestos y su última condición es la presencia de lo que se ha llamado un relator que dé fe de lo que se hable en la mesa de partidos sobre el futuro político de Catalunya. Una presencia externa que levante acta de lo que se dice y de lo que se acuerda en el diálogo con Catalunya.

La aceptación por parte del Gobierno de esta figura es tanto como dar la razón a los independentistas cuando cuestionan las instituciones españolas y su grado de democracia. La democracia debe defenderse, precisamente desde estas instituciones y a la propaganda independentista se la debe rebatir con argumentos, argumentos que desde el Gobierno solo pueden tener un fin, la defensa de la credibilidad de las instituciones. Aceptar que alguien vigile el diálogo es como asumir que no hay las garantías suficientes, y precisamente este es el eje de la propaganda independentista, la anormalidad democrática que, según ellos, se vive en España.

No todo vale para aprobar los presupuestos. No todo vale para mantenerse en la Moncloa y dilatar la convocatoria de elecciones, no todo vale, pero, sobre todo, lo que no vale es apuntalar los argumentos independentistas cuando estos argumentos son cuestionar constantemente a las instituciones y a la democracia en este país. El Gobierno solo debería tener una prioridad y es, precisamente, defender el Estado de derecho. Diálogo, claro que sí, conversaciones, por supuesto, pero solo hay alguien que pueda dar fe de lo que pasa en ellas y son los asistentes y la fortaleza de unas instituciones democráticas.

Ninguna de las negociaciones históricas de este país ha requerido la tutela de nadie, porque no hay mejor tutela que la fortaleza de nuestra democracia. Si el Gobierno tiene alguna duda, y si acepta la presencia de una persona ajena al diálogo en la negociación con Catalunya, mejor que convoque elecciones.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?