Últimas noticias Hemeroteca

Día de hartazgo

La Ventana

Hoy me han preguntado qué opinaba de la enmienda a los presupuestos que ha presentado Esquerra Republicana, y si pensaba que esto podía acabar provocando la convocatoria de elecciones, porque el gobierno de Pedro Sánchez, los independentistas, los barones del PSOE, la presión de VOX, bla, bla, bla…. Y he contestado: “no tengo opinión, no tengo nada que decir, me importa un rábano”. Eso es lo que he respondido a bote pronto, aunque luego he pensado que no es verdad.

¡Claro que me interesa! ¡Y claro que tengo opinión! Pero es que estoy muy harto, muy saturado de esta manera de hacer y de contar la política: hoy te la clavo yo, mañana me la clavas tú. Ahora toca Cataluña y los presupuestos, lógico, pero ayer fue Venezuela, la semana pasada la prisión permanente revisable y mañana vete tú a saber qué.

Todo va cortado por el mismo patrón: es esta forma gallinácea, de vuelo bajo, cortoplacista, de tácticas y estrategias más que de ideas; de eslóganes, de márquetin. Y por encima de todo, al menos yo lo siento así, ya me perdonarán; es una manera de hacer y de contar la política, soberanamente aburrida; por mucho que le pongamos a veces el condimento del espectáculo televisivo.

Yo estoy muy preocupado y muy interesado como otra mucha gente, supongo, por el juicio que empieza la próxima semana contra los líderes independentistas catalanes; mucho. Y por los presupuestos. Y por cómo se soluciona o se agrava la crisis de Venezuela. Y por el conflicto del taxi y los VTC’S, ¡hay un montón de asuntos trascendentes que tienen que ver con la política! Pero si al final todo se reduce a un pugilato de “y tú más”, o a ver cómo te arreo sin que me arrees tú a mí, entonces me reafirmo en la respuesta: “no tengo opinión, no tengo nada que decir, me importa un rábano” ¡Qué a gusto me he quedado! La verdad.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?