Últimas noticias Hemeroteca

La semana que nos espera. Y Vox

Comenzará pues el juicio con esa presión endemoniada, pero el destino ha querido que apenas veinticuatro horas nos demos de bruces con los Presupuestos

Todo ha ido mal, pero a partir del domingo irá a peor. Es lo que tiene ser optimista. La imagen del domingo que ustedes y el Ojo somos bien capaces de visualizar, tras las muchas demostraciones de la derecha más reaccionaria en su chalecito de Madrid, la plaza de Colón, que tantas veces hemos contemplado, será el brillante y rojigualda punto de arranque. ¿Resulta muy osado decir que los convocantes de la concentración organizan tal mandanga con desprecio absoluto al hecho obvio de que el Tribunal Supremo abre el esperado juicio dos días después? Presión espuria y canalla, pero la salvaguardia de la patria, dirán, todo lo permite. Comenzará pues el juicio con esa presión endemoniada, pero el destino ha querido que apenas veinticuatro horas nos demos de bruces con los Presupuestos, donde los partidos catalanes tienen la llave para abrir el paso a nivel. Pero quizá, mirando demasiado fijamente al extremo noreste del país, podemos olvidarnos de lo que va ocurriendo en el sur. Y lo que allí pasa es la entronización de la infamia, con la cesión del pimpollo Rivera –el centrista- y el pimpollo Casado –el moderno- a los negacionistas de Vox de la presidencia de la comisión del Parlamento andaluz encargada de la Memoria Histórica. Un insulto para cualquier demócrata que deja escandalosamente desnuda a esa derecha que presume de moderada. Una vergüenza.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?