Últimas noticias Hemeroteca

Fracaso final e incertidumbre

Àngels Barceló reflexiona sobre el definitivo desenlace del proyecto de presupuestos del Gobierno que, tras ser rechazado por la Cámara, dejan a Sánchez en la difícil tesitura de tomar una decisión sobre la convocatoria anticipada de elecciones

No hubo sorpresa de última hora. Los independentistas no retiraron sus enmiendas y el Congreso ha acabado rechazando los presupuestos de Pedro Sánchez y, sin presupuestos, la legislatura, ya saben, se hace más complicada. Estas son las únicas certezas porque, llegados a este punto, todavía no sabemos qué piensa hacer el presidente del Gobierno. Solo que el viernes anunciará lo que piensa hacer y, entendemos, que lo que piensa hacer es convocar elecciones, pero tampoco somos capaces de asegurarlo al cien por cien, recordemos que el libro que acaba de escribir se titula, precisamente, Manual de resistencia. Así que Pedro Sánchez va a seguir alentando las especulaciones unas cuantas horas más.

Es posible que hace una semana no estuviera en sus planes perder la votación de los presupuestos, por eso seguía con la negociación con los independentistas. Nadie fue capaz de prever este final, sobre todo los que dialogaban, pero algo pasó. El chantaje de Quim Torra haciendo públicos los famosos 21 puntos, la figura del relator, la manifestación de Colón, el inicio del juicio del procés y la consiguiente subida del tono independentista y la incapacidad del Gobierno de explicarse. Un coctel perfecto para un fracaso final.

Fracaso para Pedro Sánchez que ha sido incapaz de sacar adelante las cuentas a pesar de sus esfuerzos para entenderse con los independentistas. Había que intentarlo, algo que su antecesor no hizo, incluso había que hacer algunos gestos, que los ha hecho, pero enfrente se ha encontrado con un muro. Desde Catalunya no se ha hecho ninguna concesión, no ha habido ningún gesto que diera aire a un presidente del Gobierno apretado ya no solo por la oposición sino, también, por su propio partido. No le han permitido respirar. Así que fracaso también para los independentistas, la cara de sus representantes esta mañana en el Congreso era todo un poema. Conscientes de que dejaban caer al único Gobierno con el que se podía hablar.

Quizás el principal error haya sido mezclar presupuestos con negociación territorial. Y, quizás, el principal problema haya sido la falta de sentido de estado de la oposición de derechas y la dependencia de los independentistas de quien lidera la tesis de cuánto peor mejor. Un coctel explosivo que ha estallado hoy. Las consecuencias ya las veremos, o ya las sufriremos.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?