Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 14 de Octubre de 2019

Otras localidades

Llamada a filas

Ante este Pablo Casado que cuanto más vocifera más pequeño nos parece, Pedro Sánchez se agiganta

'Llamada a filas'. / BEA POLO

La campaña de las generales promete ser durísima. Guerra de bloques con palabras gruesas, argumentos simples para excitar sentimientos primarios. Se va a llamar a la participación como si se llamara a filas. Hay una novedad; por primera vez en mucho tiempo el PSOE está en condiciones de agrupar a su numerosa familia y dar un salto muy notable a no ser que la confección de las listas reabra heridas y se vuelva a las andadas. 

Con las derechas en trance, se puede producir una fuerte removilización socialista; las acciones sociales emprendidas o apuntadas en su breve paso por el gobierno son un gran banderín de enganche para la izquierda. Y ante este Pablo Casado que cuanto más vocifera más pequeño nos parece, Pedro Sánchez se agiganta. La cosa es saber si a Sánchez le va a alcanzar para conformar una mayoría parlamentaria aunque sea muy heterogénea o si lo logrará la suma de las tres derechas, que también tocan arrebato llamando a los suyos contra los enemigos de España.

Pero no olvidemos que cuanto más rabioso sea el enfrentamiento de bloques, cuanto más extrema sea la polarización, más taponadas quedarán todas las salidas trasversales. Y perdonen ustedes que insista de forma tan machacona en esta idea; sin acuerdos trasversales se pueden hacer muchas cosas, por supuesto, pero es imposible encontrar soluciones duraderas a los problemas estructurales que padecemos, ni siquiera los vamos a poder plantear. 

Por ejemplo, sin acuerdos trasversales, el diálogo, que sigue siendo imprescindible para abordar la crisis catalana, nunca podrá pasar de la superficie. Pero eso vendrá después. Ahora toca alinearse; la participación va a ser decisiva. 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?