Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 12 de Noviembre de 2019

Otras localidades

Ciudades franquicia: el urbanismo creativo que destruye la vida de barrio

Los barrios dejan de ser auténticos para entrar en una modernidad que se repite en todas las grandes ciudades del mundo

Calle Fuencarral en Madrid /

First we take Manhattan. Cuentan el sociólogo Daniel Sorando y el urbanista Álvaro Ardura en un ensayo que lleva por título el mismo que la canción de Leonard Cohen, que los procesos de gentrificación comenzaron en el viejo Manhattan de los años sesenta. Luego el proceso  se ha repetido en muchos barrios emblemáticos del mundo. Primero un espacio se deteriora, un ayuntamiento apuesta por transformarlo y como tercer elemento entran los inversores privados que terminan expulsando al comercio tradicional y a los vecinos de toda la vida.

Al final,  estos barrios se llenan de franquicias internacionales de restauración, hospedaje, moda y ocio que terminan por convertir el espacio en un modelo que se repite en otras ciudades del mundo, normalmente las más "cosmopolitas". En la Ventana de la Filosofía, las llamamos ciudades franquicia, porque actúan como tal, hacer que las personas, sobre todo turistas, se sientan cómodos estén en Madrid, Barcelona, Málaga o  Nueva York. Fernando Broncano, catedrático de la ciencia en la Universidad Carlos III de Madrid, cree que "cuando destruimos espacios, las relaciones sociales se pierden", "las conversaciones con el peluquero, el camarero o el tendero son un acto social que sumado hace barrio, hoy ya no nos preguntan como estás, sino en qué le puedo ayudar con una sonrisa falsa"

Si las ciudades fuesen cromos, la mayoría los tendríamos repetidos. Hay calles que no se distinguen de una ciudad a otra, "los centros urbanos - cuenta Fernando Broncano- se han convertido en centros comerciales, y los vecinos expulsados al extrarradio tienen que elegir en su tiempo libre entre ir a pasear los centros comerciales que  se crearon entorno a las grandes vías de circunvalación o a los nuevos que son los barrios  en sí, los barrios más emblemáticos de su ciudad".

Es como un efecto parque temático. Las ciudades se muestran más al turista que al ciudadano que tienden a expulsar hacia "los dormideros", como si fuesen aves que se recogen en la arboleda para con las primeras luces de la mañana volver a volar. El fenómeno de la gentrificación no es nuevo y para los que quieran sacar nota les proponemos tres libros. El ya citado "First we take Manhattan:la destrucción creativa de las ciudades" del sociólogo Daniel Sorando y el urbanista Álvaro Ardura,  de Fernando Broncano, "Cultura es nombre de derrota. Cultura y poder en los espacios intermedios" y uno de los primeros ensayos que analizó este problema que fue La nueva frontera urbana, de Neil Smith.


Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?