Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 23 de Octubre de 2019

Otras localidades

Cómo el éxito cambió la vida de Nena Daconte: "No lo supe administrar y me sentí sola"

La cantante, que regresa con nuevo disco, recuerdo en El Faro cómo la fama la aisló de todo hasta que sintió la necesidad de dejar la música y huir

Pablo Palacios

La cantante y compositora española Nena Daconte vuelve a la música, tras seis años de silencio, con su nuevo disco Suerte. La cantante se sincera en El Faro recorriendo su carrera, si éxito y sus miedos.

María Isabel, que cogió el nombre de Nena Daconte de un relato de García Márquez, intentó cantar desde pequeña. Estudió solfeo y a los 18 años se presentó al examen de la Escuela Superior de Canto. La suspendieron. “Me dijeron que tenía voz de niña y que ya me cambiaría. Nunca me cambió y estudié Derecho”, admite.

Después de aquello fue seleccionada para la segunda edición de Operación Triunfo y la expulsaron la primera. “Allí decidí irme a Barcelona a buscarme la vida. Nadie creía en mí y me era el momento en el que yo tenía que creer yo y conocí a Quim”, recuerda.

Fue entonces cuando apostó por sus canciones. “Tenía unas diez canciones escritas y decidimos grabarlas y presentarlas a todas las discográficas. Me dijeron que no, que no era un disco bueno y en 2005, con el dinero que gané en OT, decidí autoeditarlo. Ese mismo disco, dos años después, lo escuchó Universal y les encantó”.

En ese disco estaba Tenía tanto que darte, un tema que se convirtió en una éxito enorme que dio a conocer a Nena Daconte en toda España. “Que te pase algo así, que una canción se convierta en tan conocida, es increíble”, explica. “Es una canción de desamor que escribí del tirón en cinco minutos. Nadie se esperaba que iba a ser tan impresionante”, añade.

"No me daba tiempo para ver a nadie"

Aquel éxito cambió la vida de la cantante de un modo que no podía esperar. “Que triunfase me gustó mucho, pero me sentía abrumada y no entendía nada. Después de tanto fracaso y tanta lucha todo el mundo me decía que todo era increíble. Eso no lo supe administrar y tanto éxito me cayó fatal”. Su vida empezó a girar a gran velocidad. “Fue todo una locura, una promo de nueve meses. No me daba tiempo para ver a mi familia, de hecho a veces comprábamos ropa porque no teníamos tiempo a lavarla. Fueron cuatro años sin parar, 400 conciertos casi del tirón con dos discos y me desconecté de todo el mundo, amigos, familia. Me metí en mi burbuja yo sola y me empezó a entrar miedo escénico, me daba miedo salir al escenario y cuando lo hacía lo pasaba fatal porque pensaba que todos me estaban criticando. Me sentía sola estando rodeada todo el tiempo”.

Poco a poco se fue convenciendo de la necesidad de parar, de cambiar. “En 2009 todavía vivía en Barcelona y pensé que tenía que irme, estaba sola, medio perdida. Decidí irme a Madrid y romper con todo, con todo el mundo. No quería saber nada de nadie. Quería estar sola porque tampoco sentía la cercanía de la gente. En Madrid tuve que hacer dos discos más por contrato y cuando terminé aquello dije que ya estaba bien. La música está muy bien, pero no valgo para esto”.

Seis años después, Nena Daconte vuelve con nuevo disco. “En estos años he intentado rehacer mi vida, me gustaba mucho el interiorismo y he metido la cabeza, es un mundo muy difícil pero he ido haciendo mis cosillas”. Pero la música volvió a entrar en su vida. “Poco a poco volví a escribir canciones otra vez y un día me pidieron que cantara para una Fundación y pensé que no podía hacerlo, que llevaba cuatro años sin hacerlo, pero me lancé, me subí al escenario con mi hermana y mi mejor amigo para que me dieran seguridad y el concierto salió muy bien. Ese día decidí que iba a volver a intentarlo. Al miedo hay que afrontarlo cara a cara y eso es lo que estoy haciendo. Para este disco no espero grandes cosas, está dirigido a nuestro público más pequeño. Con llegar a ellos me conformo”.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?