Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 14 de Octubre de 2019

Otras localidades

¿Cárcel y alejamiento por dos bofetadas?

Dos meses de cárcel a una madre por un delito de maltrato en el ámbito doméstico por dar dos bofetadas a su hijo de diez años por no querer ducharse

La Audiencia de Pontevedra ha condenado a una madre a dos meses de cárcel por un delito de maltrato en el ámbito doméstico por dar dos bofetadas a su hijo de diez años por no querer ducharse. El tribunal, según leemos en La Voz de Galicia, reconoce que los progenitores tienen la facultad de corregir a sus hijos pero concluye que “la reprensión ante una desobediencia nunca puede justificar el uso de la violencia que la acusada ejerció”.

Como la mujer no tiene antecedentes, podrá sustituir la pena de cárcel por trabajos comunitarios, pero no podrá eludir la orden de alejamiento durante seis meses que también ordena la sentencia. No cabe ninguna duda de que la protección del menor frente a la violencia debe ser principio sagrado de nuestro ordenamiento. Sobre eso no cabe polémica. Pero nos quedan dudas sobre el límite en que la reprensión se convierte en delito, sobre si una interpretación estricta del derecho del menor puede desactivar cualquier intento de reprensión por parte de los padres y sobre si la pena añadida de seis meses de alejamiento contribuye a la normalización casi un año después de las dos bofetadas.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?