Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 18 de Octubre de 2019

Otras localidades

Políticas municipales que apuestan por la lucha contra el cambio climático y triunfan

Pontevedra, Rivas-Vaciamadrid y la isla de El Hierro, en Canarias, son ejemplos de municipios que han apostado por poner en marcha políticas medioambientales

Marcha de jóvenes contra el cambio climático bajo el lema 'Juventud por el clima' en Sevilla / ()

"Mucha gente dice que Suecia es un país muy pequeño y que no importa lo que haga, pero yo he aprendido que nunca eres demasiado pequeño para marcar la diferencia", así empezó Greta Thunberg, la activista medioambiental de 16 años que ha iniciado el movimiento #FridaysForFuture, su discurso en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático de 2018 (COP24).

La activista está liderando un movimiento mundial de estudiantes contra la inacción de las élites políticas y económicas frente al calentamiento global. “Para hacer eso, tenemos que hablar claro. No importa lo incómodo que pueda ser. Vosotros solo habláis de un crecimiento económico verde eterno porque tenéis demasiado miedo de ser impopulares", les decía Thunberg a las autoridades presentes en la COP24.

Activistas como Thunberg y decenas de organizaciones internacionales y nacionales llevan años pidiendo a los gobiernos que apliquen políticas medioambientales ambiciosas que supongan un cambio en el rumbo que está tomando el planeta. También llaman la atención a los municipios que tienen, aseguran, un papel fundamental en la lucha contra el cambio climático. "El papel de las ciudades es muy importante porque en ellas se produce gran parte de las emisiones. Suponen el mayor problema y la mayor capacidad de solución de los problemas climáticos", dice Javier Andaluz, de Ecologistas en Acción.

Aunque España está lejos de cumplir los objetivos, sí hay cada vez más ciudades que están apostando por este tipo de políticas, centrando sus programas electorales en la sostenibilidad y el Medio Ambiente. Hay otros municipios que llevan ya años aplicando medidas sostenibles. Es el caso, por ejemplo, de Pontevedra, Vitoria o Rivas Vaciamadrid. Thunberg critica a los políticos por tener miedo a ser impopulares y solo "buscar votos" evitando poner en marcha políticas como las limitaciones al tráfico privado o la apuesta por energías renovables, pero en los casos de Pontevedra o Rivas sus gobiernos han visto cómo apostar por la sostenibilidad no solo se ha traducido en el contento de los vecinos, también en votos.

La peatonalización de Pontevedra

"Antes aquí, en Pontevedra, no se cruzaban dos coches de bebés en la acera o dos paraguas abiertos porque no cabían. Yo vivo en una tercera planta de un edificio en una calle por la que pasaban 15.000 vehículos al día y ahora abres la ventana y escuchas a la gente hablar". Miguel Ánxo Fernández Lores llegó a la alcaldía de Pontevedra en 1999 y desde entonces gobierna la ciudad. Tardó poco más de un mes desde que llegó al ejecutivo municipal en poner en marcha una política de movilidad, por entonces, pionera. Peatonalizó el centro de la ciudad y cortó el tráfico a los coches, dando prioridad al peatón y consiguiendo una importante reducción de gases contaminantes.

"Lo que hicimos fue intentar recuperar la ciudad y el espacio público para las personas, que nos parecía algo muy sensato y razonable. Construimos una ciudad para las personas, donde la velocidad máxima es de 30 km/h o 20, en algunas zonas. No hay accidentes mortales y no hay ruidos, que es muy importante", cuenta el alcalde. Recibió críticas de los comerciantes, que tenían miedo a que bajaran las compras, y también de la oposición: el Partido Popular mantuvo su recurso en los tribunales durante ocho años. "La oposición tiene una tendencia equivocada a oponerse. No sabe distinguir de lo que son cuestiones de interés general, pero cuando los ciudadanos perciben las bondades de un espacio público agradable, atractivo, sano... Cuando salen a la calle, conviven, se relacionan, cuando el modelo se expande y se disfruta, la oposición va despareciendo de una forma clarísima".

Ahora la ciudad está creciendo y se ha convertido en un "referente mundial": "participamos en foros internacionales... Me voy mucho a hablar de estos temas porque genera expectativas, a veces inlcuso envidia. Ayer mismo tuvimos una visita de una ciudad de Dinamarca". Fernández Lores cree que este tipo de discursos no está aún asumido por todas las fuerzas políticas, "si lo estuviera, habría más ejemplos de medidas de estas características en ciudades".

La energía solar de Rivas-Vaciamadrid

Rivas, en Madrid, es otro de los municipios que llevan ya años apostando por políticas sostenibles. Según su ayuntamiento, fue el primer municipio de la Comunidad de Madrid productor de energía solar y también una de las primeras ciudades españolas que planeó neutralizar las emisiones de C02 con el plan "Rivas Emisiones Cero", que puso en marcha en 2010. Además, lleva ya un año comprando energía de forma directa, sin intermediarios. Ya en 2012, recibió el premio de ciudad más sostenible.

"Empezamos a reflexionar sobre nuestro lugar en el mundo y sobre cómo gestionábamos los recursos para generar el menor impacto posible en generaciones futuras", cuenta el alcalde de la ciudad, Pedro del Cura. "Hay administraciones que no se atreven a legislar en ese sentido, pero no creo que sea un tema de valentía, si no de responsabilidad. Existe la tecnología, existen los recursos para hacer más eficientes las ciudades, para reducir el consumo... Y si existen los recursos, hay que utilizarlos. Es pretencioso que una ciudad lidere ese cambio, pero sí puede generar pasaso para que esos cambios se den".

Rivas, siguiendo el camino de Rubí, ha puesto en marcha el proyecto 50/50 para concienciar y ahorrar energía en centros escolares. El 50% de lo ahorrado se entrega, después, a la comunidad educativa. "Son los propios vecinos los que nos hacen el programa electoral. Hay una población juvenil e infantil que no vota, pero que requiere esas prácticas y que son conscientes de que son presente y futuro en la ciudad y no quieren que nos quedemos donde estamos. Los jóvenes, por ejemplo, ya no quieren tener un vehículo privado, nos plantean que la solución es el transporte colectivo, nos hacen darnos cuenta de por dónde deben de ir las políticas públicas".

El Hierro, la isla autosuficiente

El Hierro es una isla pequeña, la más aislada del archipiélago canario y con poco más de 10.000 habitantes, pero ya en 1997 se propuso ser 100% autosuficiente. El proyecto se hizo realidad en 2014, cuando inauguraron la central hidroeólica de la Gorona del Viento. Un año después, en 2015, el gobierno de Francia le concedió su Premio de Energías Renovables. Ahora produce con energías renovables más del 50% de la energía que consume la isla. El objetivo es llegar al 100% en los próximos años.

"Antes la energía se generaba con una central térmica que funcionaba con gasoil. Imagina la cantidad de gasoil que se ha dejado de consumir y los gases contaminantes que se han dejado de emitir", dice orgulloso el vicepresidente del Cabildo de El Hierro y consejero de la Gorona del Viento, Juan Pedro Sánchez.

"Esto tiene su origen en el año 97, cuando el Cabildo toma la iniciativa de sacar adelante un plan de desarrollo sostenible, era gente muy valiente que empezó a hablar de sostenibilidad cuando aún no se hablaba tanto y desde entonces se ha ido trabajando en ese sentido". En ese momento no fue fácil, "la gente no lo entendía", dice Sánchez, "pero ahora lo que se percibe es que la gente está muy de acuerdo con este tipo de desarrollo. La isla cada vez es más consciente de que el camino que tenemos que llevar en la isla es este.

Además de apostar por políticas sostenibles, estos tres municipios tienen en común algo más: los partidos que las han puesto en marcha siguen gobernando la ciudad. En Pontevedra, Miguel Ánxo Fernández Lores gobierna desde 1991 con el BNG (Bloque Nacionalista Gallego): "Somos un partido con una base social mucho más pequeña que los partidos nacionales, en otras elecciones el porcentaje de voto es muy bajo, pero en las municipales triplicamos el voto. Eso quiere decir que los vecinos apuestan por un proyecto, por un modelo urbano que quiere recuperar el espacio público y no les preocupa la opción política".

En Rivas, Izquierda Unida, ahora en coalición, gobierna desde 1991. Su alcalde, Pedro del Cura, cree que eso tiene que ver con el vínculo que han creado con la población: "Estamos aquí porque la población entiende que defendemos sus intereses. Saben que las actuaciones no se hacen por una deriva ideológica concreta, si no por cuidar a sus vecinos". "Tenemos a una población que nos exige que estemos a la altura y nosotros respondemos. Creo que en eso se basa la confianza de los vecinos, que no son votantes de mi partido en otros votos, pero que votan a IU en Rivas porque representamos ese modelo de ciudad".

También en El Hierro gobierna desde 1979, excepto dos legislaturas, la Agrupación Herreña Independiente (AHI), pero el vicepresidente del Cabildo, Juan Pedro Sánchez, cree que el discurso del desarrollo sostenible está asumido por todos los grupos políticos: "Estas medidas las apoyan todos los partidos que están en la isla. Aunque el que más ha gobernado ha sido AHI, es quizás el que más protagonismo ha tenido, pero todos los partidos las apoyan y están de acuerdo con el desarrollo de la central y esa apuesta por el desarrollo sostenible".

Cada vez más ciudades se están sumando ahora a aplicar este tipo de medidas. Madrid, por ejemplo, ha puesto en marcha Madrid Central, una Zona de Bajas Emisiones y Prioridad Residencial, con el que restringe el tráfico al centro de la ciudad a los vehículos más contaminantes. "Creemos que se está viendo en los últimos años una corriente de ciudades que se agrupan para luchar contra el cambio climático, poniendo en marcha no solo políticas medioambientales, sino sostenibles. Ciudades como Madrid, Barcelona, Valencia, Zaragoza, Santiago... que están apostando por diseñar ciudades para las personas y donde la calidad de vida, la movilidad sostenible está más que presentes", dice Maria José Caballero, directora de campañas de Greenpeace.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?