Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 19 de Septiembre de 2019

Otras localidades

"En el hospital me vinieron a ver muchos mandos para que no denunciara"

El infierno que vive María de las Camelias López por culpa del acoso en el ejército y maltrato de su marido

María de las Camelias, durante la entrevista en 'La Ventana' /

María de las Camelias López era cabo del ejército hasta que fue expulsada tras 17 años de servicio. ¿El motivo? Ser maltratada por su marido y acosada por un superior. Y lo que es peor, de acuerdo con el expediente de expulsión no le corresponde pensión. "El recurso está puesto, pero no tengo ningún tipo de comunicación ni respuesta". María de las Camelias sigue en trámites para denunciar esta decisión aunque no es fácil: "Lo suelen alargar bastante para que la gente se eche para atrás".

Lo primero fue el acoso en el ejército: "Empieza en 2005 cuando me quedé embarazada. Por protocolo, las embarazadas se tienen que quedar en oficina porque no pueden montar en tanques". Hasta aquí, todo normal. El problema comenzó cuando se cruzó con ella un mando. "Me mandó coger la pala y trabajar. Ahí empecé a encontrarme mal y tuve una pérdida".

Lejos de recibir apoyo del Ejército, intentaron tapar lo ocurrido. "Cuando estuve en el hospital me vinieron a ver muchos mandos para que no  denunciara". Fueron a verla sargentos, tenientes y hasta un capitán: "Hay alguno que me dijo que no era justo, pero no estuvieron a la altura".

Tras estos hechos, le dan una vacante en Segovia y se va para allá como instructura. "Todo iba bien hasta que me mandaron al sargento". Con la llegada del nuevo mando, ya como jefe de transportes, volvió el acoso. "Yo creo que no es casualidad. Me quejé al capitán pero me cambiaron de dependencia a cocina".

Estos problemas afectaron a su vida en casa. Su marido comenzó a maltratarla y amenazarla de muerte en 2010, a ella y sus hijos. "Luego le pusieron el dispositivo porque se saltaba las órdenes de alejamiento", explica María de las Camelias. Ahora está en prisión, pero también ha costado: "Con más de tres quebrantamientos de la orden de alejamiento tiene que ir a prisión pero tengo un informe con más de 100".

Ahora está al cargo de sus hijos y sin pensión. "Yo quiero que el recurso que tengo ante la ministra de Defensa se lea y que se me reconozca lo que me pasa". Ha estado un año y pico de baja esperando una resolución, pero no se hacen cargo de nada. "Dicen que no tiene nada que ver con el ejército pero quiero dejar claro que esto me empieza a pasar cuando entro en el ejército".

Esta es una de muchas historias que han ocurrido en el ejército. "Muy pocas cosas han cambiado. Se va gente de misión y vuelven con fracturas, lesiones y dicen que no tiene nada que ver con el ejército". Asegura que otras compañeras les ha pasado esto también: "Ahora han empezado a denunciar. Antes tenían miedo de perder el trabajo".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?