Últimas noticias Hemeroteca

'¿A quién te llevarías a una isla desierta?', la hostia que no vimos venir

El director Jota Linares recupera la historia generacional que escribió hace más de 12 años, un puñetazo para todos esos jóvenes que la crisis les robó sus sueños sin avisar. La cinta de Netflix compite en sección oficial en el Festival de Málaga

Maria Pedraza, Pol Monen, el director Jota Linares, Andrea Ros y Jaime Lorente / ()

Dice Jota Linares que esta historia es un exorcismo. El que, en un ejercicio honesto y autocrítico, realizó hace más de 12 años con su amigo Paco Anaya. “Recoge las cosas que nos preocuparon como creadores y jóvenes, gente valiente, luchadora pero también con mucha frustración, una generación perdida que lo único que estaba haciendo era buscar su lugar en el mundo”, recuerda. El corto se estrenó en 2006 y su adaptación teatral, en 2012, tiempo en el que la crisis barrió los sueños de muchos jóvenes en España. “No nos habían preparado para eso, nos enseñaron a ganar, pero no a perder”.

La historia resucita ahora con un largometraje producido por Beatriz Bodegas (La Canica Films) para Netflix, su entorno ideal para poner frente al espejo a una generación instalada en la falsa felicidad de Instagram. Es un relato universal sobre los sueños rotos, el miedo, las despedidas, lo que queríamos ser, lo que somos, lo que esperan de nosotros y cómo tenemos que adaptarnos a lo que nos hemos convertido. … La cinta radiografía ese pesar generacional a través de cuatro jóvenes en su última noche en el piso de estudiantes. Un tránsito vital -que pasó de los 18 a la veintena y ahora casi a los 30- que te marca de por vida.

“El guion fue cambiando por los años por el tema de la crisis”, explica Linares, quien ha contado con un reparto que, por ejemplo, no conocía la música de Los Piratas. “Hemos tenido un intercambio generacional”, dice mirando a María Pedraza, Pol Monen, Jaime Lorente y Andrea Ros, los cuatro protagonistas. Como siguiente generación, a ellos nos les pilló por sorpresa. Conocían esa frustración que se transformó en conformismo. “Ya sabíamos que estudiaríamos y no tendríamos trabajo”, comentan los actores admitiendo que se sienten afortunados en su entorno. El director, en entrevista con ‘El Cine en la SER’ que se publicará próximamente, reclama a esta nueva generación conciencia política. “Se juegan su futuro”.

La cinta se centra en esa noche en la que todos crecieron, una catarsis -con un fantástico Jaime Lorente- en la que se enfrentan a sus fantasmas y despiertan del mundo que habían imaginado. "La historia de amor secreta no me interesaba, quería plasmar el miedo a decidir, a tomar decisiones, a cambiar sus vidas. Yo vivo en un clima de tolerancia, pero en el colectivo LGTB estamos muy castigados y más con el entorno que se vive fuera, vivimos en una lucha”, reivindica también un compromiso con la violencia contra las mujeres en estos tiempos de odio.

“Queda mucho por avanzar. Hemos perdido la capacidad de aprender, de escuchar”, hacen también autocrítica los actores sobre las luchas de su generación tras el 15-M. El feminismo, el ecologismo, la precariedad… La película es un caramelo amargo, una carta de amor y odio como dice el director, que reivindica las contradicciones de una generación que reclama su derecho a soñar, a caer, a levantarse y reinventarse. Pero siempre a seguir adelante para encontrarse a uno mismo. Netflix estrenará la película el próximo 12 de abril. 

Temas relacionados

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?