Últimas noticias Hemeroteca

La realidad alternativa de Suárez Illana, Pablo Casado, Beatriz Talegón y Albert Rivera

En Hoy por Hoy, recogemos las declaraciones que no se sostienen por inexactas, fantasiosas o tendenciosas

Los viernes en Hoy por Hoy hacemos un balance de las mentiras, inexactitudes y afirmaciones tendenciosas que han hecho los protagonistas de la semana. Esta vez, coinciden Pablo Casado, Alfonso Suárez Illana, Beatriz Talegón y Albert Rivera.

El PP no inventó el permiso por de paternidad

Los analistas coinciden en que históricamente la derecha ha conseguido hacer suya la defensa de la familia y esa baza la está jugando el líder del Partido Popular. El problema de Pablo Casado aparece cuando, a la hora de presentar la hoja de servicios de los populares en favor de las familias, se inventa una realidad paralela. El domingo pasó por la noche estuvo en La Sexta y trasladó este mensaje: "El permiso de paternidad lo creó el Partido Popular. En el año 2004, dos semanas. Luego, lo duplicamos cuando volvimos al gobierno: a cuatro semanas. Y en los últimos presupuestos lo dejamos extendido a cinco semanas". Cualquier padre que haya tenido un hijo antes de 2007, habrá dado un respingo al escuchar a Casado porque antes de ese año los padres solamente tenían derecho a dos días de permiso. Fue precisamente la ley de igualdad que entró en vigor ese año, la que creó el permiso de paternidad. De hecho, fue la medida estrella e hizo posible que los padres pudieran cogerse quince días, o bien durante las 16 semanas de baja de la madre o inmediatamente después. Pero no es la única mentira de Casado, porque atribuye también al Partido Popular que el permiso se ampliara a cuatro semanas. La realidad es que la ley de 2007 ya contemplaba esa ampliación, pero la crisis económica se la llevó por delante, porque el Gobierno de Zapatero la paralizó.

Suárez Illana se estrena mintiendo

Uno de los fichajes estrella de esta semana ha sido Suárez Illana. El hijo de Adolfo Suárez, se ha convertido en el número dos de Casado por Madrid y estuvo este jueves en Onda Cero. Terminaríamos antes si dijéramos qué era verdad de lo que dijo en esa entrevista, pero esta sección consiste en explicar las mentiras. No esquivó ningún tema y mintió en cuestiones muy evidentes: “¿Qué es educación para la ciudadanía? Es una asignatura que se estudia en toda España. ¿Quién la impuso? Zapatero, el gobierno de la nación. Luego tenemos ya una asignatura que se estudia en toda España y que la implanta un gobierno de la nación." Suárez Illana demuestra un profundo desconocimiento de lo que ha hecho su partido, porque educación para la ciudadanía la suprimió el ministro José Ignacio Wert, con la ley orgánica de mejora de la educación. Es cierto que el PP no apoyó en su día la ley educativa de Zapatero, porque creía que adoctrinaba ideológica y moralmente y hubo padres que presentaron la objeción de conciencia. El asunto llegó al Supremo y en 2009 dictaminó que no cabía la objeción porque los contenidos no lesionaban los derechos de los padres. En cualquier caso, en 2013, entró en vigor la nueva ley del PP que suprimió esta asignatura. Sí es cierto que de la misma manera que hay comunidades que han decidido fijar como asignatura tecnología, hay otras que han optado por mantener educación para la ciudadanía, pero no porque lo exigiera el Estado, sino porque la ley del PP lo permitía.

En la misma entrevista, el hijo de Adolfo Suárez ha mostrado su preocupación por las cifras de suicidio de España: "El suicidio se ha llevado la vida de 8.000 personas al año. Y no hablamos de él”. El tremendo error de Suárez surge porque confunde las tentativas de suicidio con los suicidios. En España, en 2017, según el último dato del Instituto Nacional de Estadística se suicidaron 3.679 personas. Lo intentaron ocho mil. Una cifra elevada de por sí que no necesitaba exageraciones. Como era de esperar, el número 2 del PP por Madrid también habló del aborto: "En Nueva York se acaba de aprobar una ley por la cual se permite el aborto después del nacimiento". Suárez Illana pidió disculpas ayer por la tarde, pero cabe destacarlo porque estamos ante un caso práctico del "miente que algo queda". El origen de este bulo lo encontramos en el maestro de los hechos alternativos, Donald Trump que, en el debate sobre el Estado de la Unión de principios de año dijo que los legisladores de Nueva York se alegraban por haber aprobado una ley que permitía arrancar al bebé del vientre de la madre momentos antes de nacer. El político español va todavía más allá, pero la realidad es que esta ley permite practicar un aborto hasta la semana 24 o más adelante, si el feto no es viable o si la vida de la madre corre peligro.

Beatriz Talegón se inventa apagones informativos

Beatriz Talegón fue secretaria general de la Unión Internacional de las Juventudes Socialistas, pero hoy es la ‘voz española del independentismo’. Es una habitual de las tertulias en Cataluña y defiende cada paso de los independentistas, pero también es muy activa en redes. Y con un tuit valoró la decisión de Josep Borrell de interrumpir una entrevista en la televisión alemana Deutsche Welle. Talegón lo vio y tuiteó esto: "Cuando Borrell pierde los papeles no te lo contarán en ningún medio español". Su mensaje tuvo casi dos mil retuits, pero se ve que Talegón no lee la prensa, ni escucha la radio, ni ve la televisión, pero por suerte los tuiteros sí. Oyentes, lectores y espectadores con sus pantallazos y enlaces le demostraron que mentía, porque medios con diferentes líneas editoriales contamos lo ocurrido.

Albert Rivera confunde la parte con el todo

Albert Rivera estuvo el miércoles por la noche en Antena 3 y aprovechó para lanzar este mensaje: “En TV3 se ha llegado a llamar ‘puta’, con perdón, a Inés Arrimadas, a mi compañera y candidata de Ciudadanos y líder de la oposición". Es cierto que Inés Arrimadas ha recibido muchísimos ataques por parte de los independentistas, pero en un ejercicio de reduccionismo, Albert Rivera confunde la parte por el todo. Cuando Arrimadas fue a Waterloo, uno de los colaboradores más famosos dela televisión pública catalana, Toni Albá, tuiteó que si ella terminaba en Ámsterdam, allí estaría como en casa porque se respetarían todos sus derechos laborales. Como es lógico, todo el mundo interpretó que se refería a Arrimadas como una prostituta. El comentario fue machista e inaceptable, pero también es cierto que a raíz de ese tuit Toni Albá fue apartado del programa satírico Polònia que se emite en TV3.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?