Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 15 de Octubre de 2019

Otras localidades

ESPECIAL HORA 25 ESPECIAL HORA 25 Especial 'Hora 25' por los disturbios en Cataluña

Límite a la indecencia

Josep Ramoneda analiza la declaración de Pablo Casado en la que asegura que si Pedro Sánchez es presidente Puigdemont y Otegi serán ministros, la negativa de Sánchez al referéndum en Cataluña, la entrevista a Marta Pascal y las elecciones en Israel

Lamentablemente se da por hecho que en las campañas electorales todo está permitido y que cualquier exigencia de verdad se toma vacaciones. Pero debería haber un límite a la indecencia: no tratar a los ciudadanos como niños ignorantes. Y algunos se lo saltan día a día. Para muestra un ejemplo: “Iglesias, Otegui y Puigdemont serán ministros si Pedro Sánchez es presidente”. Lo ha dicho, Pablo Casado. Todo el mundo sabe que no hay ni una sola posibilidad de que Otegui y Puigdemont sean ministros. ¿Qué confianza merece quien pretende vender motos como esta a los ciudadanos y no se le suben los colores?

Pedro Sánchez vuelve al “No es no”, la frase que le convirtió en héroe de las bases del PSOE, ahora para negar un referéndum Cataluña. Cierto que para llegar a un referéndum hay que madurar muchas cosas y que es probable que no sea posible en una sola legislatura. Pero Sánchez sabe que tarde o temprano este conflicto se encauzara a través del voto. Aunque por supuesto queda mucho para saber qué se votará y cuando.

“Cataluña no se puede dirigir desde Waterloo. Esto no puede continuar así”. Lo ha dicho Marta Pascal, excoordinadora general del PdeCat, defenestrada por Puigdemont y su corte. ¿Es necesario que les echen para que los dirigentes independentistas digan en público lo que murmuran en privado? El independentismo tiene que romper con el miedo. Y esto, en el momento actual significa adaptar el discurso y la estrategia a su nueva realidad política: la acumulación de capital político conseguida hasta ahora no es suficiente para su programa de máximos.

La socióloga francesa Sylvaine Bulle describe así la campaña electoral de las elecciones de mañana en Israel: “Una campaña que da testimonio de la exacerbación del nacionalismo y de la intolerancia con las minorías y con los extranjeros, de la derechización de la escena política y de un refuerzo del vínculo entre religión y política”. ¿Les suena?

Temas relacionados

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?