Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 15 de Octubre de 2019

Otras localidades

Nada más peligroso que un delito subjetivo

Josep Ramoneda analiza la circular de la Fiscalía General del Estado que pone límites a la figura de los delitos de odio, el programa económico de Vox y el futuro de la relación entre el Reino Unido y la Unión Europea

En medio del ruido de una campaña lamentable en que, especialmente en la derecha, quienes deberían dar ejemplo de buen sentido, se deslizan por la vía de las mentiras y los insultos a sus adversarios, al tiempo que llevan al juzgado de guardia todo lo que les molesta, la Fiscalía General del Estado en una circular pone límites a una figura que se había convertido en un arma arrojadiza contra los adversarios: los delitos de odio. Ya era hora. Nada hay más peligroso que un delito subjetivo. Y el odio como todas las pasiones y los sentimientos lo es. ¿Cómo juzgarlo? Distinguiendo muy bien entre las palabras y sus efectos. De lo contrario se dinamita la libertad de expresión.

Bajar impuestos, reducir el gasto público, privatizar las pensiones, abaratar el despido, limitar las estructuras de Estado, el programa de Vox satisface a los liberales más radicales. Barra libre en economía y Dios, patria, familia como marco ideológico, cultural y moral autoritario. Es el nuevo autoritarismo que pretende encuadrar a la ciudadanía y enmascarar unas desigualdades sin freno, al servicio del dinero.

¿Han decidido Gran Bretaña y Europa inmolarse juntos? Es el cuento de nunca acabar. Nuevo aplazamiento de la fecha del divorcio y nadie garantiza que sea definitivo. Los ultimátums se revocan a la misma velocidad que se pronuncian. Dejando en cada viraje girones de autoridad de los dirigentes europeos. Cada vez hay más razones para sospechar que unos no saben cómo irse y los otros no quieren que se vayan. Busquen una nueva fórmula contractual, pero dejen de hacer el ridículo. Recordaba Sandra León ayer en Barcelona que el secreto de la democracia está en el equilibrio entre eficacia y legitimidad. La cúspide europea nunca ha ido sobrada de legitimidad, pero con el Brexit su eficacia puede quedar muy tocada.

Temas relacionados

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?