Últimas noticias Hemeroteca

¿Cómo se maneja una barba en la cama?

Cada vez que me encuentro con alguien que lo sabe todo, me espanto. Qué sería de nosotros si ya conociéramos todos los rinconcitos de nuestro cuerpo que agradecen ser acariciados. Reconozco poner ganas en ser la primera en descubrirme, pero fíjate que agradezco cuando aparecen detalles que no espero. Por ejemplo, una barba. Tengo que pensarlo muy muy mucho para recordar una sola barba en mi cama. Me pilló con el gusto complacido la moda esta de esconder caras. Los cuatro pelos de una semana no cuentan en esta descripción; por esas alfombritas hemos pisoteado todas y todos. Hablo de esa melena que se cuida, arregla y mima, la que habla de su propietario con solo echarle un vistazo.

No puedo evitar preguntarme cómo se maneja una barba en la cama.

Tienen fama de ser buenas para el sexo oral. A mí que me lo expliquen. No me vale lo del rollo de las cosquillitas. Si cuando metes la cara entre mis piernas lo que quiero es que seas tú quien me abra las piernas, separando con esos largos dedos los labios que reverberan. Mujeres de pubis de láser, quizás lo agradezcan. Se me ocurren pervertido sadomaso con cosquillas en el monte de Venus que arranquen carcajadas. Si algo me puede en una cama es que me hagas reír.

Por eso donde más y mejor me los imagino es besándome el cuello y la espalda. Rebozándose por mi nuca. Mordisqueando entre mis muslos. Haciendo de su espesura la cualidad de mi rebose.

Ahora que estaba yo planteándome si no me habría perdido algo por gustar de rasuradas mandíbulas, parece, que las barbas así, frondosas, dejan de estar de moda. Tras ellas se han escondido niños, que sacaron partido de ser hirsutos para que no nos diéramos cuenta de su inmadurez a menos que la pusieran ellos encima de la mesa. Ese momento en el que agradeces no haberte acostado (aún) con él. Se me pasaron todas desapercibidas y ahora no se van a llevar nada. No sé. Me ha dado cosita.

Con lo que cuesta montarte una fantasía sexual con cualquiera al que solo conozcas de vista, ahora van a empezar a tirar todos de maquinilla de afeitar y verás tú… Voy a quedarme sin enterarme de si es verdad eso que cuentan de los señores que tienen barba.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?