Últimas noticias Hemeroteca

, 31 de de 2020

Otras localidades

CORONAVIRUS | Minuto a minuto CORONAVIRUS | Minuto a minuto Sigue en directo la rueda de prensa del Consejo de Ministros
Estrenos Cine

'En buenas manos', en defensa de los servicios públicos de adopción

Jeanne Herry presenta un retrato delicado y bien hilado de todo el proceso de adopción que pone el foco en el bienestar social de los niños y en los servicios públicos encargados de gestionarlo

Escucha el programa informativo completo de 'El Cine en la SER'

El programa informativo de 'El Cine en la SER': 

  • Últimas noticias: Cannes, la muerte de Peter Mayhew... 
  • Reportajes de los estrenos de cine de la semana 
  • Cine clásico: en recuerdo de Dirk Bogarde

Escucha el programa completo de 'El Cine en la SER'

El cine ha mostrado en varias ocasiones cómo hijos adoptivos desarrollaban todo un periplo para buscar sus raíces y encontrar a sus padres biológicos después de muchos años. Sin embargo, 'En buenas manos' hace todo lo contrario. La directora Jeanne Herry arranca con el nacimiento de un niño cuya madre biológica va a entregar a un programa de adopción. Desde ese momento se pone en marcha todo el procedimiento que los servicios sociales franceses despliegancuando ocurre una situación así. Su deber es buscar a una madre adoptiva mientras que el niño se queda en casa de un padre o madre de acogida. 

 

“Es verdad que hay muchas películas sobre la adopción que nos acercan a la búsqueda de un chico adoptado que busca sus orígenes y los por qué. Lo que quería hacer era dar algo un poco adicional a contar el origen. Me interesan los tres primeros meses del bebé, porque es un momento crucial y ahí entra en juego la labor de los trabajadores sociales. Eso me interesaba mucho, cómo la sociedad organiza el encuentro entre ese bebé en adopción y una nueva madre. Es el trabajo colectivo lo más interesante”, asegura la directora a la Cadena SER.

La cinta presenta la relación de dos mujeres con la maternidad. Una dará a su hijo en adopción mientras la otra, que quiere ser madre a toda costa, ve la adopción como el único medio para lograrlo. Y en medio, la historia de toda la gente que interviene en este entramado en Francia, concretamente en la zona de Bretaña.

Con un tratamiento realista, la directora puso a sus actores, Élode Bouchez, Guilles Lelouche y Sandrine Kiberlan a interactuar cara a cara con unos muñecos, en lugar de bebés reales. La razón fue que esta es una película que habla de cómo reaccionan los bebés al lenguaje, siguiendo las teorías de la famosa pediatra y psicoanalista, la doctora Françoise Dolto.

'En buenas manos' es una historia sobre la subjetividad, el lenguaje y la maternidad que se mueve entre planos de miradas, frases y gestos naturales donde los hombres asumen papeles que representan una masculinidad diferente. Ahí vemos al actor Guilles Lelouche, como un hombre dedicado al cuidado, frágil y fuerte, que muestra la realidad de muchos hombres. "Necesitaba un buen personaje masculino, más que un ideal femenino. Poner a un hombre tan viril como Lelouche en ese momento muy maternal, me parecía importante. Creo que todavía hoy, un hombre con un bebé en brazos es una imagen muy fuerte, incluso más que la de una mujer con un bebé. Por eso quería que fuera el hombre el que se ocupase de todo, de cuidarle, de alimentarle, de tenerle... de todo", defiende la realizadora. 

Además de dirigir dos largometrajes y una serie de televisión, Jeanne Herry también es actriz. La hemos visto en películas como Gabrielle (2005) o Jean-Philippe (2006) y, hasta su madre, también actriz, aparece en la película. 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?