Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 23 de Octubre de 2019

Otras localidades

Posibilidad limitada

Josep Ramoneda analiza la entrada en vigor del control del horario laboral y las posibilidades de éxito de la medida, el futuro de la Unión Europea y el duelo de la clase política tras la muerte de Rubalcaba

Son muy loables los objetivos que se persiguen con el control del horario laboral que ha entrado en vigor hoy: evitar la explotación de los trabajadores con horas extras impagadas, garantizar horarios laborales dignos y eliminar los falsos autónomos. Pero no será fácil alcanzarlos. En un mercado laboral precario, la capacidad de intimidación de los empleadores es muy alta. El trabajo a remoto permite hacer filigranas. Y la posibilidad de control de los excesos parece limitada. Más todavía cuando forma parte de la ideología dominante que en nombre del trabajo todo está permitido. Como si el hombre no fuera otra cosa que un ser para trabajar.

Jamie Shea, un histórico de la OTAN, dice que “la Unión Europea solo puede prosperar si logra proteger a sus ciudadanos”. Pero, ¿qué significa proteger a sus ciudadanos? Jamie Shea apuesta por la creación de un ejército europeo. Estos días se ha divulgado una encuesta en que los ciudadanos de la Unión, priorizan como problemas la inmigración y el cambio climático, y están mayoritariamente de acuerdo en que la desigualdad es el principal desafío a combatir. Ninguna de estas tres preocupaciones ciudadanas se resuelve con armas, sino con políticas que aporten bienestar, que es la única forma de revertir los miedos. Y crear espacios para una vida digna.

Una cierta nostalgia ha acompañado la despedida de Alfredo Pérez Rubalcaba. Nostalgia de una política más solida, dicen algunos. O quizás quieren decir de un régimen más estable. En realidad, el entierro de Rubalcaba ha sido convertido en un funeral tardío de los años de madurez del régimen del 78, que empezó en 1982 con la llegada del PSOE al poder y terminó en 2014, con la abdicación del Rey Juan Carlos. Desde entonces estamos en transición, en mutación hacia un nuevo marco político todavía impreciso. Y algunos, han sentido nostalgia de aquel pasado, en que el perímetro de la política estaba perfectamente definido. Y la ciudadanía se había acostumbrado a la indiferencia, solo rota por momentos excepcionales de indignación moral.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?