Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 23 de Octubre de 2019

Otras localidades

Esquerra desprecia la voluntad de diálogo de Sánchez

Àngels Barceló reflexiona sobre la decisión de ERC de no apoyar la designación de Iceta como senador autonómico por el PSC, paso previo para que pudiera convertirse en presidente del Senado, como había propuesto el presidente Pedro Sánchez

Esquerra Republicana, finalmente, no apoyará la designación del socialista Miquel Iceta como senador autonómico, paso previo para que pueda convertirse en presidente del senado, como es la voluntad del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. El mensaje que manda Esquerra con esta decisión no puede ser peor, un no a Iceta es un no a cualquier tipo de diálogo o de solución que nos saque del bucle.

Tiene Esquerra una extraña habilidad, cuando parece que conduce sus pasos hacia la solución, da un volantazo de golpe y se convierte en un interlocutor imposible. Quizás este último volantazo, la negativa a convertir Iceta en el presidente del Senado, suponga la caída definitiva de la careta. Esquerra, igual que el partido de Puigdemont, se llame como se llame, están abonados al cuanto peor mejor porque el cuanto mejor, mejor no les interesa. Viven encantados en la dinámica de la ruptura y cualquier cosa que suene a posibilidad de acercamiento la dinamitan. Decían, en su momento, los republicanos, que su voluntad era ensanchar la base independentista. La última encuesta del CIS catalán les deja en evidencia.

Pero parece que a ellos les da igual. Desprecian la voluntad de diálogo de Pedro Sánchez que pecó de ingenuo al anunciar el nombre de Iceta. A los independentistas no se les acaba de conocer nunca. Pero ya queda claro que convierten cualquier asunto, en este caso la cortesía parlamentaria, en materia de mercadeo. Insisten en los gestos que tiene que hacer el Gobierno para obtener sus favores, ¿qué gestos ha hecho Esquerra Republicana? ¿Qué gestos piensa hacer Esquerra Republicana?

Negar cualquier posibilidad de consenso parlamentario pone muy difícil el entendimiento. Y será difícil encontrar a otro Iceta para presidir la cámara territorial. Si rechazan a alguien como él, especialmente sensible a la diversidad de este país, ¿a quién quieren los independentistas? Su negativa es muy difícil de entender y es evidente que no quieren rebajar el tono del conflicto.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?